Beatriz Cano
Opinión

"Hoy ya me he decidido: he llamado a la Policía"

Beatriz Cano
"Hoy ya me he decidido: he llamado a la Policía"
Diario residente

"El 20% de los usuarios de mi residencia de mayores han muerto por coronavirus"

"La nueva gestora de mi residencia de mayores dice que tenemos una situación privilegiada"

"Han intervenido mi residencia de mayores"

"Hoy se han llevado a compañeros de mi residencia de mayores en cuatro ambulancias"

"Me da más miedo la falta de higiene en mi residencia de mayores que el coronavirus"

Este miércoles por la mañana me he dicho: ¡Es el momento! He cogido el teléfono y marcado el 092 (Policía Municipal). Les he explicado todo: la situación de gravedad por la que atravesamos en nuestra residencia de mayores de Usera, la falta de mascarillas, la carencia de EPIs y la desisidia y falta de voluntad del director.

Sin embargo, parece que no vienen a detener al gestor. La agente me ha dejado en espera, ha hecho unas gestiones y me ha anunciado que me llamarían más tarde.

Y al cabo de un rato lo han hecho, pero esta vez ha sido Protección Civil, y no la policía. En concreto, ellos me han facilitado un email para que les relate la situación de emergencia que vivo en la residencia (dichosa burocracia).

Una vez escrito y enviado, con la esperanza -en vano- de que se tomen medidas, he recibo una respuesta. Muy amablemente contestan:

  • Lamentamos mucho la situación que están viviendo desde la residencia. Desde aquí se gestionan las donaciones y la logística de las mismas de toda la Comunidad de Madrid. Para que pueda registrar correctamente la queja, rogamos contacte con el Ayuntamiento de Madrid, servicios sociales o bien con la conserjería de sanidad, quienes se encargaran de tramitarla. 

    Un saludo.

Entonces, cuando me disponía a escribir a las administraciones correspondientes -un poco saturada de tanto trámite-, ha llegado a mi habitación parte del equipo de dirección y me han entregado una mascarilla. ¡Una mascarilla! No está mal, después de un mes de peticiones constantes. Vamos avanzando. 

Y ya lo último que me ha dado cierta esperanza, ha sido observar a varias auxiliares del turno de noche con los EPIs completos. Algo es algo. 

Por cierto, esta vez no voy a hablar de decesos, no. En vuestro honor, compañeros residentes, no voy a hacerlo.