Fernando Ónega
Opinión

Un rey expeditivo

Fernando Ónega
Fernando Ónega: Un rey expeditivo

Su Majestad el Rey podría haber hecho otra cosa: podría no encargar la formación de gobierno y dar tiempo a que Pedro Sánchez tenga garantizada una mayoría. Si no lo hizo, es porque entiende que es posible la abstención de Esquerra o porque desea que no se pierda más tiempo y que empiece a andar la senda que lleva a una investidura positiva o a terceras elecciones. Tenemos un monarca expeditivo. Ahora llega la hora de la verdad: o abstención de Esquerra o vuelta a las urnas. La alternativa de esa mayoría que llaman “constitucional” es demasiado compleja en su negociación. Y es prácticamente imposible en la redacción de un programa que valga para PP y PSOE, marcados por la incompatibilidad en cuestiones tan trascendentales como Cataluña. El dilema parece diabólico: o pacto con independentistas o urnas. Susto o muerte. Yo prefiero el susto.

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?