Son ejemplos a seguir

Mi primer contacto con el voluntariado fue a través de Cáritas y su programa de acompañamiento en hospitales, dedicado especialmente a atender a personas en situación de exclusión social o procesos de fin de vida. De aquella experiencia saqué varias conclusiones en las que la edad era un factor significativo, para lo que luego ha sido mi compromiso con las personas mayores y la vejez. Por un lado, los niños y jóvenes siempre estaban acompañados y por otro, mis compañeros de ONG habían entrado, sobradamente, en lo que algunos conocen como la Tercera Edad y que para mi, son ejemplos a seguir.

Durante estos años, tanto desde el ámbito laboral como el personal, cerca de las personas mayores he descubierto que no existen organizaciones del Tercer Sector que puedan prescindir de la ilusión, participación e implicación para el desarrollo de sus programas y actividades que los más mayores de la sociedad aportan. Experiencias y talentos que el sector privado no entiende como valioso, acelerando jubilaciones, despreciando las canas o imposibilitando el acceso a oportunidades laborales a aquellas personas de mayor edad.

Como así han demostrado múltiples investigaciones nacionales e internacionales, las personas mayores de 60 años que se ofrecieron como voluntarios reportaron una menor discapacidad y mayores niveles de bienestar y por ello, hoy te ofrezco algunas posibilidades para que valores incorporarte a este movimiento de buena gente que emplea su tiempo, cuidando y cuidándose.

Recuerdo perfectamente el momento de goce que me provocó descubrir CEATE (@CEATE_). Organización que desde hace 25 años desarrolla el programa 'Voluntarios Culturales Mayores para enseñar los Museos de España a niños, jóvenes y jubilados'. En la actualidad más de 1.500 voluntarios mayores, entre 55 y 90 años

Seniors Españoles para la Cooperación Técnica (SECOT) que entre otras cosas, ofrece asesoramiento gratuito a microempresas, emprendedores y entidades del Tercer Sector, como así pude disfrutar cuando constituí mi primera empresa vinculada a la gerontología, que fue Serpentina Senior.

En la promoción del envejecimiento digno y saludable está implicada la Fundación Alicia y Guillermo (@aliciayguillerm), que como las organizaciones anteriores, hace tiempo que están trabajando por reducir la llamada “brecha digital” entre las personas mayores, para facilitar la participación en la vida activa de la sociedad; y así ha sido también durante la pandemia, adaptando sus actividades y talleres de envejecimiento activo al medio digital.

Si la sociedad es injusta, no será porque las personas mayores no se impliquen en que esto cambie y para muestra todo lo anterior, y todo lo que he omitido en esta ocasión pero destacaré la próxima vez que nos leamos a través de este medio digital que es una ventana a la diversidad, la inclusión y al optimismo. Un ejemplo a seguir para los medios generalistas.


Francisco Olavarría Ramos (@OlavarriaRamos), director de Relaciones Institucionales de Depencare​, empresa de cuidadores a domicilio para personas mayores y personas con algún grado de dependencia y/o discapacidad.

0

No hay comentarios ¿Te animas?