Consejos

¿Las mascotas pueden tener también alergias? Cómo detectarlas

Marco Herrera

Foto: BigStock

Lunes 23 de marzo de 2020

3 minutos

Son varios los tipos de alergias que perros y gatos pueden sufrir, algunas vinculadas a la primavera

¿Las mascotas pueden tener también alergias al polen? Cómo detectarlas

Con la primavera llegan también las tardes más largas, el buen tiempo y, por desgracia para muchos, las alergias. Pero es bueno conocer que no son exclusivas de los humanos, y que las mascotas que se suelen tener en casa pueden padecerlas también. Repasamos los puntos a tener en cuenta para conocer cuando un perro o gato sufre una alergia y cómo actuar ante ella.

Alergias

Una alergia es una reacción del sistema inmunitario, que reacciona de forma exagerada al producir anticuerpos, que son células especializadas que protegen al cuerpo de invasores extraños, como virus y bacterias. Los glóbulos blancos que combaten enfermedades específicas y también juegan un papel en el desarrollo de alergias.

A veces, estas células protectoras confunden las sustancias inofensivas como la saliva de las picaduras de insectos, el polvo inhalado, el polen, las proteínas en los alimentos o incluso las soluciones de limpieza, como una amenaza. Cuando los glóbulos blancos piensan que estas sustancias son peligrosas, atacan y provocan inflamación y picazón en la piel. La mayor respuesta a estas sustancias, llamadas alérgenos, es lo que causa los síntomas de alergia. Los perros y los gatos, por ejemplo, también sufren de alergias.

Perros

Síntomas

En general, la mayoría de las mascotas ofrecen síntomas muy parecidos a los de los seres humanos cuando sufren alergias. Estornudos, nariz que moquea o tapada, pueden presentar dolor facial (por la congestión nasal) y tos de leve a severa. Aunque menos visibles, el veterinario, tras una evaluación, también puede notar que sufren presión en el pecho, dificultad para respirar y sibilancias, ojos enrojecidos y hasta erupciones cutáneas.

Tipos de alergias

A las pulgas

Una alergia a las pulgas es muy común en perros, sobre todo a partir de la primavera con meses más calurosos. Los canes sensibles desarrollan una enfermedad de la piel cuando reaccionan a una proteína en la saliva de la pulga. Aunque en los meses más cálidos es más habitual, pueden desarrollarse en cualquier momento del año, sobre en algunas partes del país con temperaturas más altas como puede ser el sur.

El signo más común es picazón extrema en la mitad posterior del perro, particularmente en el área de la espalda inmediatamente arriba de la cola. El control de pulgas es esencial para los perros que sufren de dermatitis alérgica por pulgas porque solo se necesita una sola picadura de pulga para enviar a su cachorro a un frenesí de rascado. Hay muchos productos farmacéuticos disponibles para eliminar de forma segura las pulgas en el perro y en su entorno.

Inhalantes (atopia)

Según la Universidad de Zaragoza (@unizar), una alergia a los inhalantes, también conocida como atopia, es el equivalente de la "fiebre del heno" de un ser humano. Las mascotas pueden reaccionar a los mismos tipos de cosas que hacen que los propietarios sufran ataques de estornudos durante los meses de primavera y otoño. Alrededor del 10 al 15 por ciento de la población canina es alérgica a algo que respiran del medio ambiente.

Si bien algunos perros también pueden desarrollar secreción nasal y en los ojos, el signo más común de la fiebre del heno canino es la picazón en la piel. La atopia requiere un diagnóstico veterinario y puede ser un desafío para controlar, ya que es casi imposible evitar a los culpables, por ejemplo, el césped, en el entorno del cachorro.

A los alimentos

Las alimentarias no son tan comunes y generalmente el culpable es una proteína que se encuentre en los ingredientes de los alimentos comerciales para mascotas. Las proteínas se encuentran no solo en carnes, sino también en ingredientes de granos, leche y huevos. Puede ser muy difícil diagnosticar una alergia a los alimentos porque hay muchos ingredientes diferentes que constituyen los alimentos habituales para mascotas, e incluso una pequeña cantidad de un alérgeno podría provocar una reacción. 

Las nociones básicas de psicología gatuna para entender a tu gato

Dermatitis de contacto

La dermatitis de contacto es una alergia en los perros y gatos que produce inflamación cuando el perro entra en contacto con un alérgeno. Esta condición tiende a ser bastante rara debido a la naturaleza protectora del abrigo de piel de las mascotas. Cuando ocurra, se verá inflamación donde las áreas con pelos finos como la barriga o las patas entran en contacto con el suelo.

Alergias al pelo de las mascotas

Los perros segregan proteínas que terminan en su caspa (piel muerta), saliva y orina. Una reacción alérgica ocurre cuando el sistema inmunitario de una persona sensible reacciona de manera anormal a las proteínas generalmente inofensivas. Las diferentes razas producen diferentes caspas, por lo que es posible ser más alérgico a algunos perros que a otros.

El alergeno finalmente encuentra su camino en el pelaje del animal. A partir de ahí, se acumula en las alfombras, la ropa, las paredes y entre los cojines del sofá. El pelo de la mascota en sí no es un alérgeno, pero puede contener polvo y caspa. La caspa de mascotas también puede permanecer en el aire durante largos períodos de tiempo y eventualmente puede llegar a sus ojos o pulmones. Si se notan síntomas como estornudos, lagrimeo o secreción nasal cuando se está cerca de un perro o un gato, es conveniente consultarlo con el médico.

0

No hay comentarios ¿Te animas?