Universidades

La educación permanente, pilar de la calidad de vida

Olga García

Sábado 23 de marzo de 2019

4 minutos

Ponencia con motivo de la presentación del nuevo Campus de la Experiencia de la UIC

La educación permanente, pilar de la calidad de vida
Olga García

Sábado 23 de marzo de 2019

4 minutos

 

“Los mayores están en plena forma y la UIC les abre los brazos con orgullo”

Leopoldo Abadía: "Seguir formándose y meterse en todo lo que uno pueda es fenomenal"

La Doctora Pilar Escuder-Mollón, gerontóloga social y coordinadora de la Universidad para Mayores de la Universidad Jaume I de Castellón, ha protagonizado la ponencia “Educación y calidad de vida”, durante la jornada de presentación del Campus de la Experiencia de la UIC Barcelona.

Investigadora, experta en metodologías y procesos relacionados con la educación para adultos mayores; Pilar Escuder-Mollón estudia los fundamentos sobre los que debe construirse cualquier acción educativa dirigida a estudiantes mayores, así como los conceptos básicos sobre calidad de vida.

UIC Barcelona ha contado con su amplia experiencia en la Universitat per a Majors de la Universitat Jaume I de Castellón para el diseño de su nuevo Campus de la Experiencia.

Puesto que los cursos para personas mayores no tienen como objetivo obtener un grado o titulación oficial ni mejorar su competitividad u oportunidades laborales, deben aplicar metodologías específicas, con actividades y materiales diseñados cuidadosamente a los objetivos perseguidos, considera la doctora Escuer-Mollón. En este sentido, los conocimientos que adquieren los estudiantes son importantes, pero las habilidades, actitudes y los objetivos a perseguir también, como la socialización, la integración, o la adaptación a la sociedad.

Una iniciativa de éxito

Pilar Escuder-Mollón ha recordado que la primera iniciativa de estudios universitarios para mayores se inició en Francia en 1973 de la mano de Pierre Vellas en la Universidad de Toulouse, y en 1992 surgieron dos iniciativas en España, en la Universidad de Alcalá y en la Universidad Pontifícia de Salamanca.

En la Universitat Jaume I los cursos se iniciaron en 1999 con 35 personas y a día de hoy los módulos cuentan con más de 1.000 estudiantes. Una evolución de la que se siente muy orgullosa y que considera es un ejemplo del éxito de estas iniciativas.

Cabe destacar que en 2025 más del 20% de los europeos tendrá 65 años o más, con un incremento particularmente rápido en el número de ciudadanos mayores de 80 años. “Un cambio de modelo social que también es una oportunidad para aprender a adaptarse. La nueva sociedad del siglo XXI plantea retos y las personas que no se adapten a la sociedad del conocimiento corren el riesgo de marginarse”, ha comentado Pilar Escuder-Mollón.  Es este sentido, ha introducido el concepto del esfuerzo como elemento indispensable para aumentar la calidad de vida.

Esforzarse para ser feliz

Tras explicar las características de los baby boomers (nacidos entre 1945 y 1964), y resaltar sus muchas aportaciones a la modernización de la sociedad, la ponente ha destacado que la población mayor es un grupo muy heterogéneo, con una motivación intrínseca por aprender y adaptarse a los cambios y una alta calidad de vida, reconocida por ellos mismos. “Las personas con mayor calidad de vida tienen mejores actitudes para enfrentar los retos y problemas de la vida. Y en este sentido, el aprendizaje es una actitud activa, responsable, que requiere de nuestro esfuerzo. Y el optimismo, la percepción de control, y una buena autoestima serán factores necesarios para sobreponernos a los problemas”, ha comentado.

Escuder-Mollón ha bromeado sobre el hecho que en la Universidad para Mayores no existen los exámenes ni las notas, pero ha recordado que sin este esfuerzo personal no hay un buen envejecimiento. “Por ello os animo a dar el paso, la meta es partir. Pensad que el solo hecho que vengáis a la universidad, hará que los estudiantes jóvenes reflexionen sobre su actitud y conducta, y con ello toda la institución saldrá ganando”.