Salud

La elastoplastia, una técnica novedosa para tratar las fracturas vertebrales por osteoporosis

65ymás

Viernes 25 de septiembre de 2020

3 minutos

Es un tipo de silicona que causa un alivio inmediato del dolor y evita que surjan nuevas fracturas

La elastoplastia, una técnica novedosa para tratar las fracturas vertebrales por osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad que se caracteriza por una disminución de la densidad de los huesos como consecuencia de la pérdida del tejido óseo normal. Esto conlleva una disminución de la resistencia del hueso frente a los traumatismos o la carga, con la consiguiente aparición de fracturas.

En el interior del hueso se producen durante la vida fases de formación y fases de destrucción. Estas fases, según la Sociedad Española de Reumatología, están reguladas por hormonas, actividad física, dieta, hábitos tóxicos y vitamina D. En condiciones normales, una persona alcanza en los 30-35 años la cantidad máxima de masa ósea que puede crear, siendo a partir de estos años cuando comienza a reducirse. Una bajada que en las mujeres puede agravarse con la llegada de la menopausia

Entre las principales dificultades que presenta esta patología es que se trata de una enfermedad silenciosa. No presenta señales ni síntomas de su presencia hasta que se produce una fractura de hueso. Estas lesiones se pueden producir en todo el cuerpo, pero las zonas más comunes son la cadera, el fémur, el húmero, la muñeca y las vértebras.

Las fracturas vertebrales por osteoporosis causan una gran incapacidad y dolor, así como deformidad de la columna vertebral. En España hay más de 90.000 personas que sufren fracturas de compresión vertebral, enfermedad que provoca pérdida de la altura de los cuerpos vertebrales y de los discos y posibilita la aparición de nuevas fracturas.

Según explica el doctor Francisco Villarejo, jefe del Servicio de Neurocirugía del Hospital La Luz de Madrid, gestionado por el Grupo QuirónSalud (@quironsalud), la pérdida de masa ósea se produce a partir de los 35 años y las causas de la osteoporosis, además del aumento de la edad en las mujeres, puede ocurrir por el alcoholismo, uso de corticoides enfermedades inflamatorias, endocrinas, hepáticas y renales.

La prevalencia o número de personas afectadas por la enfermedad es en España de 2.000.000 de mujeres, siendo la población postmenopáusica del 25% (1 de cada 4) y produciendo 25.000 fracturas anuales. Aproximadamente una de cada tres mujeres y uno de cada cinco hombres mayores de 50 años sufrirán una fractura osteoporótica en su vida.

Elastoplastia

Un tratamiento innovador

"La prevención se puede realizar mejorando la calidad del hueso tomando calcio (leche, quesos y derivados) o tomando sales de calcio en medicamentos. La vitamina D también es fundamental para el hueso, mientras que el tabaco y el alcohol son perjudiciales", afirma el doctor Villarejo. Según este experto, los tratamientos que evitan la pérdida de masa ósea son los bifosfanatos y estrógenos.

Hace años el tratamiento de las fracturas vertebrales por osteoporosis era inmovilizar al paciente en un lecho de escayola. Posteriormente se desarrolló la vertebroplastia, que era la inyección de un cemento a través de la piel para evitar el dolor y estabilizar la vértebra fracturada. Posteriormente se introducía un balón que se inflaba para elevar la parte superior de la vértebra hundida, se retiraba una vez desinflado y se rellenaba el hueco creado con el cemento referido anteriormente. Más tarde se han empleado diversas técnicas, como colocar stents metálicos y rellenarlos de cemento, la radiofrecuencia, etc.

Sin embargo, en la actualidad existe una nueva técnica mínimamente invasiva llamada elastoplastia, que ofrece óptimos resultados en el tratamiento de las fracturas vertebrales por osteoporosis. Es un tipo de silicona flexible y elástica llamada VK100 que, al ser inyectada en las vértebras fracturadas, causa un alivio inmediato del dolor y evita el surgimiento de nuevas fracturas en las vértebras adyacentes. "El tiempo quirúrgico es reducido, no sobrepasa los 30 minutos y los pacientes pueden ser dados de alta a las 24 horas de la cirugía y pueden incorporarse a su vida normal a los 7 días", subraya Francisco Villarejo.

Debido a la gran elasticidad de la silicona, "esta nueva técnica se puede emplear para cementar tornillos con la ventaja de que, en caso de retirada del tornillo, se puede volver a atornillar en el mismo pedículo. Es muy estable en el cuerpo del paciente (no pierde ni un 1% cada 100 años), es muy útil para hemangiomas, fluye por agujas muy finas y se puede utilizar para liberar fármaco", asegura este especialista.

"Visualizamos en una pantalla de rayos X como se va distribuyendo el producto de silicona por el cuerpo vertebral. La inyección se hace lentamente para evitar complicaciones menores y cada vértebra, dependiendo del tamaño y del grado de fractura, admite una cantidad diferente de silicona, que varía entre 4-8 centímetros cúbicos. Una vez confirmada la buena distribución de la sustancia inyectada se retiran las agujas y se da un punto de sutura, aunque la mayoría de las veces no es necesario", indica el doctor.

La elastoplastia evita el corsé rígido y la inmovilidad de los pacientes, así como el dolor y las limitaciones de la actividad normal. En el Hospital La Luz de Madrid se han tratado cerca de 200 casos de fracturas vertebrales con esta novedosa técnica con más del 90% de éxito en el tratamiento del dolor.

0

No hay comentarios ¿Te animas?