Cómo

Aprende cómo hacer un buen cocido montañés

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Domingo 22 de septiembre de 2019

2 minutos

Las alubias blancas son la base de este plato característico de la tradición culinaria cántabra

Aprende a hacer un buen cocido montañés

No es necesario que compres garbanzos. Que no te confunda el nombre de esta tradicional receta que es una de las protagonistas de la gastronomía de Cantabria; para hacer un buen plato de cocido montañés, esa legumbre no es la protagonista. En este caso, la base son las alubias blancas; las que sirven de nexo de unión del resto de ingredientes en una de las recetas por antonomasia del otoño y el invierno

Si un domingo juntas a toda la familia en tu casa, qué mejor que sorprenderles con este plato que seguro que gustará a grandes y a pequeños. ¡Más de uno incluso repetirá!

Aprende a hacer un buen cocido montañés

¿Qué ingredientes necesitas?

Además del elemento principal que ya te hemos desvelado, para hacer la receta del tradicional cocido montañés necesitarás (para unas 6 personas), una berza, una patata, un pequeño nabo, 250 gramos de costilla de cerdo adobada y el doble de carne de cerdo también adobada. Además, no olvides de apuntar en tu lista de la compra una oreja de cerdo, dos chorizos no demasiado grandes, una morcilla, 100 gramos de panceta, 3 trozos de hueso, 4 dientes de ajo, aceite de oliva, sal, agua y pimentón. 

Una vez tengamos todos los ingredientes, pero antes de meternos en faena, es esencial que la noche anterior dejes las legumbres en remojo. Al día siguiente, escurre el agua y mételas en una olla para cocerlas. Junto a las alubias añade también la costilla adobada, la carne de cerdo, la oreja y los huesos.

Sazona al gusto y déjalo hacer durante unos 50 minutos a fuego medio. Un tiempo que será mucho menor si empleas una olla a presión. 

Mientras esta parte se va cocinando, haz lo mismo, pero por separado, con la morcilla, la panceta y los chorizos para que en una olla distinta suelten toda la grasa. Una vez cocida esta carne, sácala sin el caldo y reserva en un plato. Eso sí, antes de cocerlos no te olvides de pinchar la morcilla y los chorizos con un cuchillo para que se hagan bien por dentro. 

Con esas dos cazuelas en plena ebullición, pasamos a cortar el nabo y la patata en pequeños cuadrados que echaremos en el puchero de las alubias. Con la berza limpia y troceada haremos lo mismo antes de añadirla al cocido.

Pasados unos minutos, retiramos los huesos y seguimos cocinando otra media hora más. Es en ese intervalo de tiempo cuando habrá que añadir la carne cocida y reservada al principio. 

Pasos finales de la receta

Los últimos minutos antes de tener listo nuestro cocido montañés son para picar los dientes de ajo y dorarlos en una sartén (cuidado no se te quemen). Una vez que tengan el tono deseado, los pasamos a un mortero y añadimos un poco de pimentón antes de majar la mezcla que servirá como broche de oro. 

Apaga el fuego del cocido y en una fuente saca todos los elementos cárnicos para acompañar; mientras, en una buena sopera se echa el resto del guiso con las alubias y las verduras que se han añadido.

0

No hay comentarios ¿Te animas?