Practicopedia

Intentando entender cómo utilizar el DNI electrónico y sacarle más partido

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Sábado 16 de noviembre de 2019

4 minutos

¿Cuántas personas mayores conoces que utilicen el DNI 3.0 que existe en España desde 2015?

DNI electrónico

Desde hace 75 años, el Documento Nacional de Identidad (DNI) sirve para acreditar nuestros datos perosnales, nuestra identidad, y resulta imprescindible para realizar multitud de trámites, tanto de carácter privado, como ante las distintas administraciones públicas. Para que resulte válido, el carné tiene que estar vigente y debe renovarse cada 10 años si el titular es mayor de 30 años y no ha cumplido los 70, momento en el que el documento adquiere carácter permanente (lo mismo ocurre con una persona mayor de 30 años que acredite condición de gran inválido).

Con el uso generalizado de Internet, las nuevas tecnologías también llegaron, en 2005, al tradicional documento, que comenzó a ser sustituido, desde ese momento, por el DNI electrónico. En los años siguientes y hasta 2011, según datos de un estudio realizado por la Fundación Orange (@fundacionorange), del 27% de la población española que ya contaba con DNIe, solo un 4,7% lo utilizaba para realizar gestiones vía telemática. En 2015, ese primer carné digital empezó a ser sustituido de manera progresiva por el DNI 3.0, de uso más sencillo pero, aun así, bastante poco conocido y utilizado, especialmente por las personas mayores.

DNI electrónico

Del DNIe al DNI 3.0

Lector de hardware, navegadores compatibles, librería criptográfica, tecnología NFC, lector grabador de tarjeta modo plug and play…. son términos que se repiten en la información que ofrece la web de la Dirección General de la Policía (@info_dgp) sobre cómo obtener y utilizar el DNIe. Para algunos serán términos conocidos, pero probablemente si tienes 60 años o más, puede que el significado de más de uno sea, para ti, un absoluto misterio.

El DNIe acredita, de forma electrónica, tu identidad (igual que lo hace en el mundo “físico”) y quizá desconoces que con él puedes realizar múltiples gestiones sin tener que desplazarte de tu domicilio. El documento, del tamaño de una tarjeta de crédito, incorpora un chip que recoge entre otra valiosa información: tus datos personales, tu fotografía digitalizada, la imagen digital de la firma manuscrita, y los distintos certificados digitales que serán los que te van a permitir realizar numerosas consultas y trámites vía telemática. Además, en el chip también se encuentras las claves del certificado de autenticación y firma.

Para que tu DNIe funcione, lo primero que tienes que hacer es cambiar las claves de acceso, que te habrán facilitado en el momento de su obtención. Este trámite sencillo solo puede realizarse en los Puntos de Actualización del DNI (PAD) que se encuentran en las oficinas de expedición.

El siguiente paso es instalar en tu ordenador un lector de tarjetas inteligentes. Los hay de distintos tipos, pero los más sencillos son aquellos que se conectan a través de USB (igual que si “enchufases” el teléfono móvil o cualquier tarjeta de memoria). Para instalarlo, deberás seguir las instrucciones del dispositivo que hayas adquirido.

Una vez instalado, tu ordenador va a contar con el hardware necesario para leer el DNIe pero, te falta un paso más para completar la operación. Dependiendo del entorno y del navegador que estés utilizando, el dispositivo te va a pedir lo que se llaman librerías o módulos criptográficos, un software, o pequeño programa, que es el que podrá leer y activar los certificados que contiene tu carné. Aunque parezca “un mundo”, no lo es, ya que simplemente tienes que descargar esos módulos directamente de la web www.dnielectronico.es/descargas/.

Después de este "triunfo" frente a la hostil tecnología… ya puedes realizar tus gestiones evitando "colas" y sin moverte de casa.

DNI electrónico

¿Qué cambia con el DNI 3.0?

Más seguro y sobre todo más sencillo de utilizar. Estas son las dos características del DNI 3.0 que se expide desde 2015. El gran cambio es que el innovador carné permite su uso de forma inalámbrica gracias a la tecnología NFC (Near Field Comunication), que como explica la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU @consumidores), hace posible utilizarlo sin necesidad de recurrir a un lector de tarjetas, sino directamente por simple contacto, a través de un smartphone o tablet que cuente también con tecnología NFC (la gran mayoría). El DNI 3.0, además, es compatible con cualquier navegador.

Con este nuevo DNI cualquier trámite resulta bastante más fácil, ya que solo tienes que activar sus claves (igual que con el DNIe) y tener en tu dispositivo móvil la aplicación del organismo con el que quieras realizar el trámite (Agencia Tributaria, Dirección General de Tráfico, sede electrónica de la Seguridad Social…).

DNI electrónico

¿Te toca renovar el DNI?

Recuerda que si no has cumplido aún los 70 años, tu carné de identidad no tiene carácter permanente y debes renovarlo cuando corresponda, de manera presencial en la alguna de las oficinas de expedición, solicitando cita previa (en la mayoría de los casos no te atenderán sin ella).

Si por motivos médicos te resulta muy difícil desplazarte para la renovación del carné, puedes solicitar que sea un equipo móvil el que vaya a tu domicilio, centro residencial o centro sanitario para poder realizar el trámite (debes reunir una serie de condiciones y presentar la solicitud).

Como documentación básica para la renovación se requiere: el DNI anterior, una fotografía reciente y, en caso de cambio de domicilio, el certificado de empadronamiento que lo acredite.

Cuando tengas en tu poder en nuevo DNI 3.0, no te "amilanes" y prueba a sacarle partido.

0

No hay comentarios ¿Te animas?