Cine

5 películas clásicas imprescindibles que puedes disfrutar en Amazon Prime Vídeo

Raúl Pelegrín

Jueves 16 de abril de 2020

4 minutos

De 'La Reina de África' a 'Grease'

5 películas clásicas imprescindibles que puedes disfrutar en Amazon Prime Vídeo

El otro día a las ocho de la tarde, después de aplaudir a nuestros sanitarios por su esfuerzo y por cuidar de nosotros, saludé a mi vecina del cuarto. Se llama Rosario y debe tener ya setentaymuchos. Me preguntó cómo estaba y le dije que mal; no soy persona que lleve bien lo de estar enjaulado. “Yo, en cambio —me dice—, lo llevo bastante bien. Por la mañana me dedico a hacer cosas de casa y, por la tarde, me pongo cómoda en mi butaca y veo una película de esas que me gustan a mí, clásicas”. Le comento que no sabía que pusieran películas en la tele por las tardes. “¡Qué tele, ni qué tele! Yo las veo divinamente en mi tableta, por Amazon. Soy usuaria, ¿y tú?”. Tras un momento de confusión, me despido de ella y me pongo bucear por el catálogo de Prime Video como un poseso. Para mi sorpresa, compruebo que efectivamente hay algunos clásicos muy buenos. Ahí va mi selección.

'La reina de África'

La reina de África

 

Es una película de aventuras en toda regla. La dirigió en 1951 John Huston y está protagonizada por Katherine Hepburn (Rose en la cinta) y Humphrey Bogart (Charlie). Los dos están magníficos en sus actuaciones; de hecho, él ganó el Oscar por su interpretación en este papel de buscavidas algo simplón pero vulnerable y de buen corazón. Y ella también está fantástica haciendo de la beata misionera Rose, de carácter insoportable pero valiente y firme en sus ideas.

Dos personalidades antagónicas que están destinadas a enamorarse dentro de una barcaza que se cae a trozos en medio de África y durante la Primera Guerra Mundial. Los diálogos son divertidos e irónicos, y las mil y una aventuras por las que atraviesan hacen de esta cinta un gran entretenimiento. 

'Desayuno con diamantes'

Desayuno con diamantes

 

A Truman Capote, autor de la novela original, no le gustó nada la adaptación a la gran pantalla que hizo Blake Edwards, pero lo cierto es que se ha convertido en un clásico por derecho propio. Audrey Hepburn encarna a la perfección a la sofisticada, frívola y extravagante Holly Golightly, y George Peppard (Hannibal en la mítica serie de los ochenta El equipo A), al escritor y gigoló Paul Varjak.

Se conocen, se gustan, se enfadan y se enamoran como en cualquier otra comedia romántica, pero esta tiene ese algo especial que la hace memorable: tal vez sea cierta acidez que conserva de la obra original, la magnífica banda sonora de Henry Mancini (con la inolvidable escena de Audrey Hepburn cantando Moonriver en la ventana de su habitación) o un Nueva York glamuroso que no pasa de moda. Lo cierto es que se trata de una película indispensable de los 60 que se sigue disfrutando, aunque hayan pasado ya casi seis décadas desde que se estrenó.

'Tiempos modernos'

Tiempos modernos

 

Esta película de 1936 está escrita, dirigida e interpretada por Charles Chaplin. En una época en que la Gran Depresión todavía causaba estragos, esta cinta es una crítica directa a las míseras condiciones laborales de la clase obrera, sobre todo a la producción en cadena y a la vida en la fábrica. Además, es la primera vez que escuchamos la voz de Chaplin mientras canta en un bar, por lo que podríamos decir que la película es una mezcla de cine mudo y sonoro.

Refleja muy bien la realidad social de la época mediante una crítica al sistema capitalista por lo que tiene de deshumanizador. Aunque tiene escenas muy divertidas, no es de las películas más cómicas de Chaplin, ya que lo que más le interesaba era tratar temas como la injusticia, la opresión, el estrés o la pobreza. En este sentido, la cinta no puede ser más actual.

'Atrapa a un ladrón'

Atrapa a un ladrón

 

Es uno de los títulos más amables del maestro del suspense, Alfred Hitchcock. Protagonizada por Grace Kelly (antes de convertirse en princesa de Mónaco, claro) y Cary Grant, cuenta la historia de un ladrón de joyas conocido como “el gato” que vive retirado en la Costa Azul, donde conoce a una rica heredera americana.

Aunque contiene algunos elementos de thriller tan característicos de Hitchcock, lo cierto es que en esta película pesa más la comedia y el entretenimiento. Y se agradece, porque la química entre los dos protagonistas es notable y el marco incomparable de la Costa Azul francesa, todo un acierto. De hecho, Atrapa a un ladrón fue el último trabajo que realizarían juntos Grace Kelly y el director, pues mientras se filmaba la película conoció al que sería su futuro marido, Rainiero de Mónaco. Aunque no es de los filmes más celebrados de Hitchcock, ganó tres premios Oscar y es un divertimento más que digno para olvidarnos, aunque sea por dos horas, del desánimo que nos rodea.

'Grease'

Grease

 

¿Quién no ha visto esta película más de una, dos y tres veces? Y es que Grease tiene ese punto adictivo y simpático que hace que cuando la enganchas por casualidad en algún canal no puedas resistirte y acabes por verla enterita. No sabemos si por lo pegadizos de sus números musicales, por lo guapos que salen John Travolta y Olivia Newton-John, por los secundarios de lujo (inolvidable Stockard Channing en su papel de Betty Rizzo) o por esa especie de nostalgia cinéfila que lo invade todo de un tiempo a esta parte, pero lo cierto es que Grease nunca pasa de moda y ya forma parte de nuestro imaginario colectivo.

Pese a lo básico de su puesta en escena, es una película bastante sólida que no acaba de tomarse en serio a sí misma, y es ahí donde radica su principal virtud. Ahí y en el buen rollo que desprende. El argumento es muy simple, ciertamente: chico conoce chica, se termina el verano, chico y chica se separan, pero vuelven a encontrarse en el instituto y descubren que pertenecen a mundos muy diferentes. Pese a esa simplicidad, no es menos cierto que Grease ha envejecido bastante mejor de lo que muchos auguraban cuando vio la luz.

0

No hay comentarios ¿Te animas?