Cine

Recordando a Clark Gable: las mejores películas de este galán de Hollywood

Mariola Báez

Foto: Wikimedia Commons

Sábado 1 de febrero de 2020

3 minutos

Más de 80 películas y un personaje inolvidable, el cínico y encantador capitán Rhett Butler

Clark Gable

Clark Gable nació con el siglo XX, un 1 de febrero de 1901, en Ohio, Estados Unidos, y aunque su imagen de galán duro y romántico es la que ha quedado en la memoria de muchos, es un actor de larga trayectoria, con más de 80 títulos en su filmografía, en los que interpretó papeles diversos en géneros muy distintos. En cada uno de ellos, el considerado "rey de Hollywood" siempre supo imprimir la fuerza de su mirada y la expresividad de su rostro.

Del cine mudo a la Metro Goldwyn Meyer

El que fuera héroe de la gran pantalla durante décadas, duro, socarrón y tierno a partes iguales, inició su carrera como actor haciendo personajes secundarios en obras de teatro. Sus primeras apariciones en la gran pantalla fueron en el cine mudo, en muchos casos como extra, hasta que de la mano de su amigo Lionel Barrymore y con la ayuda de su primera mujer, la agente teatral Josephine Dillon, consiguió sus primeros trabajos en el Hollywood a mediados de los años 20.

Su contrato definitivo con la Metro Goldwyn Meyer tardaría unos años más en llegar, sobre todo porque el actor no era considerado lo suficientemente atractivo para los cánones de belleza masculina del momento. Dicen que sus orejas de “murciélago” (así consideradas por más de un directivo de la Metro) le dieron más de un problema. Pero una vez contratado por la poderosa compañía cinematográdica, en década de los años 30, rodó una película tras otra con las mejores actrices de la época.

Clarl Gable y Vivien Ligh
Clark Gable y Vivien Leigh (Wikimedia Commons)

En el año 1931, trabajó por primera vez con Joan Crawford en Dance, Fools, Dance, una de sus actrices favoritas y con la que coincidió en numerosas películas posteriores. Un alma libre, Caída y muerte de Susan Lenox, compartiendo plano con Greta GarboTierra de pasión o Vuelo nocturno fueron algunos de los títulos y éxitos de taquilla protagonizados por el galán que, para sorpresa de más de uno, enamoraba con su fino y cuidado bigote desde la pantalla.

En 1934 llegó el film que le proporcionó el espaldarazo definitivo hacia un premio Óscar: Sucedió en la noche, dirigida por Frank Capra y en la que también intervenía Claudette Colbert. Esta comedia romántica, que consiguió cinco estatuillas, es para muchos una de las mejores interpretaciones de Gable.

Los años posteriores son la época dorada del “Rey”, con títulos tan conocidos como Amor a toda máquina, nuevamente con Joan Crawford, La tragedia de la Bounty, San Francisco o Saratoga. Hasta que en 1939 tocó la cima del éxito absoluto con Lo que el viento se llevó.

El capitán Rhett Butler

La guerra de Secesión americana y sus consecuencias, el choque entre dos mundos, el Norte y el Sur, la esclavitud, y el amor turbulento entre Escarlata O’Hara (Vivien Leigh) y el arrogante Rhett Butler (Clark Gable) fueron los ingredientes básicos de una historia que se plasmó en una superproducción cinematográfica, que hoy sigue siendo un clásico del cine.

La película, basada en la novela de Margaret Mitchell, batió records en los premios Oscar de aquel año, logrando un total de ocho estatuillas, entre ellas Mejor Película, Mejor actriz para Olivia de Havilland y Mejor Director para Víctor Fleming, aunque Clark Gable no obtuvo el reconocimiento de la Academia.

Clark Gable en 'Mogambo'
'Mogambo' (Bigstockphoto)

Y llegó la guerra

Igual que en el mítico film la guerra llegó a los Doce Robles, también estalló en Europa. En la Segunda Guerra Mundial, el actor dejó su carrera en la cumbre para alistarse y participar en la contienda. Algunos de sus biógrafos señalan que en esta decisión influyó de manera definitiva la muerte de su tercera esposa, Carol Lombard, en un trágico accidente de aviación.

Finalizado el conflicto, su regreso no fue fácil y en los años posteriores el actor participó en algunos trabajos que no tuvieron la repercusión esperada, empezando por la película que supuso su esperada vuelta, Adventure. A esta le siguieron títulos como Miedo a amar o Más allá del ancho río, hasta que en 1953 volvió con fuerza con un nuevo éxito: Mogambo, dirigida por John Ford, en la que compartió protagonismo con dos de las actrices más cotizadas del momento: Ava Gardner y Grace Kelly. De nuevo, esa mezcla perfecta de hombre duro, protector y más senible de lo aparente funcionaba. Los implacables y Un rey para cuatro reinas le dieron la oportunidad de rodar con el director Raoul Walsh.

Clark Gable hizo su última película Vidas rebeldes en 1960, bajo la dirección de John Husto, interpretando a un maduro cowboy junto a Montgomery Clift y Marilyn Monroe, para muchos críticos uno de sus mejores papeles. El actor falleció antes de su estreno, de un ataque al corazón, en noviembre de ese mismo año.

0

No hay comentarios ¿Te animas?