Ramón Sánchez-Ocaña
Opinión

Los curiosos disparates en lenguaje médico

Ramón Sánchez-Ocaña
Disparates en lenguaje medico que desatan la risa

¿Con qué cara se quedaría si alguien le dice que va a tomar una "aspirina fluorescente"?. La cantidad de disparates que se oyen en este sentido ha llevado hace algún tiempo a los médicos de urgencias de un hospital español a recoger algunos dichos que realmente pueden llamar la atención.

Y traemos alguna para que entre todos pasemos un rato divertido.

Una anotación indica que alguien llegó al departamento de oftalmología, diciendo que tenía "un anzuelo en un ojo". Evidentemente se trataba del clásico orzuelo.

En otra ocasión, la madre señalo al pediatra que cada vez que su hijo tosía, sacaba "flamas", en vez de flemas...

Son muchos y simpáticos los dichos de este tipo. Conocido es aquel que recibió un golpe en la cabeza y quedo “como emocionado”. O "nadando en la ambulancia".

Una cierta intriga causó en pediatría aquella madre que llego con su niño pequeño diciendo que el ombligo le "superaba". No alcanzaban a saber que quería decir hasta que destaparon la barriguita del pequeño y vieron que, en efecto, había una infección y supuraba.

Alguien contaba que a uno le habían puesto un "electrocardiograma en la cabeza"... O al que le dio por lo culto dijo que le habían puesto "suero filosófico", en vez de suero fisiológico... Claro que quizá lo más destacable es lo de aquel que cuando le preguntaron si tenía antecedentes de problemas digestivos en la familia, dijo rotundamente: "Sí, en la familia todos están mal de la 'basílica balear', por vesícula biliar, evidentemente... Y otro comentaba que le habían operado de un "roquefeler"... y quería decir nada menos que un hidrocele...

Y aquel que asimilaba el golpe y en vez de hematoma, le salía un "tomatoma"

La antología sería interminable. Pero finalizamos con aquella pregunta del juzgado en que querían saber si la herida que denunciaba había sido en la reyerta... Y la señora dijo: "No, no fue en la reyerta. Fue un poquitín más arriba".

Sobre el autor:

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña (Oviedo, 1942) es miembro del Comité Editorial de 65Ymás. Estudió Filosofía y Letras y es licenciado en Ciencias de la Información. Fue jefe de las páginas de Sociedad y Cultura de El País, y profesor del máster de Periodismo que este periódico organiza con la Universidad Autónoma de Madrid. 

En 1971 ingresa en TVE. En una primera etapa se integra en los servicios informativos y presenta el programa 24 horas (1971-1972). Entre 1972 y 1975 continúa en informativos, presentando el Telediario. No obstante, su trayectoria periodística se inclina pronto hacia los espacios de divulgación científica y médica, primero en Horizontes (1977-1979)​ y desde 1979 en el famoso Más vale prevenir, el cual se mantiene ocho años en antena con una enorme aceptación del público.

Tras presentar en la cadena pública otros dos programas divulgativos, Diccionario de la Salud e Hijos del frío, fue fichado por Telecinco para colaborar primero en el espacio Las mañanas de Telecinco y posteriormente en Informativos Telecinco.

Es colaborador habitual de radio, periódicos y revistas, y autor de una veintena de libros, entre los que destacan Alimentación y nutrición, Francisco Grande Covián: la nutrición a su alcance, El cuerpo de tú a tú: guía del cuerpo humano, Guía de la alimentación y Enciclopedia de la nutrición

En 2019 entró en el Comité Editorial del diario digital 65Ymás, en el que colabora actualmente.

… saber más sobre el autor