Cuídate

Los mayores pueden aprovechar el confinamiento para mantener sus rutinas saludables

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Martes 7 de abril de 2020

4 minutos

Adaptarse a las nuevas circunstancias revertirá en una mejor salud física y mental

Los mayores pueden aprovechar el confinamiento para mantener sus rutinas saludables

Los mayores deben mantenerse activos, en la medida de lo posible, el tiempo que dure la cuarentena sin poder salir de casa. Una rutina saludable para que la grave situación que se vive en todo el país no solo no afecte a nivel de la salud física, sino también (y muy importante para los mayores) en un plano mental.

Se trata de un nuevo escenario que ha tocado vivir lamentablemente y que no resulta fácil para nadie. Mucho menos para las personas de edad avanzada que necesitan un periodo de adaptación y de reajuste de unas rutinas que hasta hace pocas semanas seguían manteniendo de manera cotidiana.

Una necesidad, como recuerdan desde la Fundación Maragall (@fpmaragall), la de llevar una rutina y un horario cada día por mucho que pueda resultar complicado (ahora más con la situación actual), que sirve de ayuda para seguir manteniendo unos hábitos saludables. En pocas palabras, una obligación autoimpuesta que favorece que uno no caiga en la apatía o en el sedentarismo; además de resultar muy positiva para que los mayores ganen en salud, física, pero también cerebral y cognitiva.

Una opinión que comparten desde el departamento de psicología de la Universidad Oberta de Cataluña (@UOCuniversidad). Y es que esta disminución tanto de las actividades como de los quehaceres que se llevaban a cabo de manera cotidiana, unido a la limitación del contacto social y a una baja estimulación sensorial suponen un importante riesgo que puede alterar el estado anímico de los mayores. Y, añaden, en un estado depresivo, el cuidado de la propia salud pasa a un segundo plano y va empeorando si uno se va dejando.

La importancia de mantener una rutina para los mayores estando en casa por la crisis sanitaria

Rutinas que combaten el aburrimiento y mejoran la salud

Ya no solo en el caso de los residentes de edad más avanzada, sino de la población en general, la primera de las premisas pasa por no abandonarse a la pereza, a la apatía y mucho menos al pesimismo. Así pues, si se siguen unos hábitos saludables de manera sistemática todos los días (por mucho que puedan parecen todos iguales) se pueden pasar estas semanas de la mejor manera sin que por ello se ponga en riesgo la salud.

Y uno de ellos es practicar algo de ejercicio para lo que ni siquiera es necesario salir fuera de casa. En esta ocasión, los más avezados tecnológicamente pueden aprovecharse de la gran cantidad de entrenamientos online que hay disponibles para todas las edades y condición física con solo encender el ordenador o la tableta. 

Pero si no se tiene mucha mano con esto de las redes sociales e Internet, hacer unos estiramientos nada más levantarse o subirse a la bicicleta estática pueden ser buenas formas de mantener los músculos y huesos en plena forma. Además, como apuntan los primeros expertos antes mencionados, de esta manera también se mejora el estado de ánimo, se libera estrés y se puede contribuir a que aparezcan nuevas neuronas. Incluso andar un rato por el pasillo de casa (si por ejemplo, se padece de varices) puede hacer mucho durante estas jornadas de incertidumbre.

Otra buena idea en este sentido es apostar por la práctica de técnicas como el yoga o el pilates. Con unos minutos al día y sin salir del propio salón de casa, una persona mayor puede ver incrementada su tonificación muscular, su flexibilidad o su equilibrio, al tiempo que su mente se va relajando al compás de los suaves movimientos. 

Tras un rato de ejercicio físico, la mente también necesita ejercitarse cada día. Por eso, otra de las rutinas muy saludables que recomiendan los profesionales mencionados y que se puede hacer de manera habitual durante el confinamiento es leer cada día un capítulo o unas páginas de un libro. Además de concentrarse en la historia y de no distraerse con malas noticias, se ejercitará la memoria, la concentración y la imaginación. Por si fuera poco, es un buen momento para adquirir nuevos conocimientos y aquella máxima que decía que 'el saber no ocupa lugar'.

Los mayores pueden aprovechar el confinamiento para mantener sus rutinas saludables

Más tiempo para apostar por una alimentación más sana

Con tantos días por delante y sin poder seguir muchas de las rutinas que antes llenaban la agenda semanal, mantener una buena alimentación es también clave. Incluso no solo por una situación de alarma sanitaria, aunque en este momento se deba cuidar la salud más que nunca. 

Es cierto que el confinamiento solo permite salir a la calle a comprar siempre que sea necesario y productos de primera necesidad. No obstante, en el caso de los más mayores (también los más vulnerables al virus COVID-19) es mejor contar con la ayuda de alguien más joven para no tener que exponerse más de lo necesario. Sin embargo, hay muchos otros que desgraciadamente están solos y no les queda más remedio que bajar con el carro de la compra.

Sea como fuere, en ambos casos no hay excusa para no llenar la despensa de productos frescos y saludables (siempre que sea posible por cuestión de existencias en los supermercados). Ingredientes con los que ahora se tiene todo el tiempo del mundo para preparar infinidad de recetas. Así, quizá este sea un buen momento para rescatar aquellos platos caseros de antaño que no se hacían en la olla rápida y sí con muchas horas de mimo y cuidado al fuego.

Por ello, para recuperar esta sana costumbre hasta desde la Organización Mundial de la Salud (@OMS_es) recomiendan que mientras dure el aislamiento domiciliario este colectivo poblacional cuide mucho su nutrición. Algo que pasa por incrementar el consumo de frutas y verduras, mantenerse hidratado y limitar las comidas demasiado saladas, azucaradas y altas en grasas. 

Un último consejo en el que además, los mayores no deben olvidarse de sus pautas farmacológicas en el caso de padecer una patología previa que deben seguir controlando. Ahora más que nunca, la salud es lo primero

0

No hay comentarios ¿Te animas?