Deporte para mayores

¿Qué ejercicios pueden hacer las personas mayores aprovechando su estancia en la playa?

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Miércoles 7 de agosto de 2019

2 minutos

Descubre todas las actividades saludables a tu alcance en la playa y el momento para practicarlas

Ejercicios para aprovechar tu estancia en la playa

También en la playa hay tiempo de sobra para hacer algo de ejercicio y poner en práctica una medida básica que garantiza un envejecimiento saludable, tal y como indica la Organización Mundial de la Salud (@OMS_es).

Desde dar un buen paseo descalzo por la orilla, mejor a primera hora de la mañana o a última de la tarde para evitar, en la medida de lo posible, la acción nociva de los rayos UVA; hasta descubrir los fondos marinos practicando snorkel. En la playa, son muchas las actividades que combinan a la perfección la diversión y el ejercicio físico y debes aprovechar la oportunidad de obtener todas sus ventajas.

¿Qué puede hacer un adulto mayor en la playa para mantenerse activo?

El descanso y el relax son parte esencial de unas vacaciones, pero si estás a la orilla del mar, el medio acuático te ofrece multitud de opciones para que lo pases en grande haciendo algo de ejercicio. Lo más sencillo es nadar. La natación es un deporte aeróbico completo, como recuerda la Fundación Española del Corazón (@cuidarcorazon), que puedes adaptar a tu ritmo y que, además, consigue movilizar músculos y articulaciones con el mínimo impacto.

Elige el estilo que más te guste y da unas brazadas, siempre sin olvidar las debidas precauciones. Puedes darte un chapuzón en el momento que quieras, pero recuerda que las horas del mediodía, especialmente después de comer, son las menos aconsejables para "encajar" el cambio de temperatura que implica meterte en el agua después de estar expuesto al sol.

Deportes en la playa

La playa es también un entorno ideal para iniciarte en el running o perfeccionar tu técnica, siempre teniendo en cuenta dos sencillas recomendaciones: no conviene correr cuando el termómetro “echa humo” y, además, necesitas llevar el calzado adecuado que te proteja de cualquier torcedura o esguince de tobillo. Asimismo, el paseo marítimo o la orilla del mar (si no presenta un desnivel demasiado pronunciado) son las superficies más aconsejables. Correr por la arena seca descalzo no es lo más seguro para tu estabilidad.

Si te apetece, este puede ser el momento idóneo para probar nuevas actividades, desde el paddel surf hasta un paseo en moto de agua, que te servirá para trabajar la musculatura del tronco. En esta época, encontrarás numerosos “puestos” a pie de playa donde los monitores pueden explicarte las bases de estos deportes, para que puedas practicarlos de manera segura.

Si prefieres las tradicionales “palas” o el voleibol, aprovechando la presencia de una red, también son modalidades estupendas para practicar al aire libre y activar tu sistema cardiovascular. Eso sí, siempre con la debida protección solar (incluso en días nublados) y, preferentemente, evitando las horas del mediodía.

0

No hay comentarios ¿Te animas?