Asociaciones de mayores

Dependencia y pensiones no contributivas, las demandas de los mayores al nuevo director del Imserso

Marta Jurado

Sábado 25 de enero de 2020

6 minutos

Con un perfil técnico, Luis Alberto Barriga, gestionará a partir de ahora el Instituto de Mayores

Barriga

EXCLUSIVA I El director del Imserso, Martínez Domene, sobre su continuidad: "Habrá cambios"

Imserso y Dependencia estarán en manos de Podemos en el nuevo Gobierno

Pablo Iglesias elige a Luis Alberto Barriga como director general del Imserso

Se cierra la era de Manuel Martínez Domene, que tal como adelantó a 65Ymás no continuaría al frente del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (@Imserso) tras hacer frente a conflictos como los relacionados con los viajes del Imserso y comienza una nueva era con el nombramiento de Luis Alberto Barriga como nuevo director general de la entidad, fruto de los cambios producidos a raíz de la conformación del nuevo Gobierno de coalición de PSOE-Unidas Podemos. Así lo han confirmado fuentes de la Vicepresidencia de Derechos Sociales y Agenda 2030 de Pablo Iglesias, de la que dependerá a partir de ahora el organismo más importante para los mayores - que antes pertenecía al Ministerio de Sanidad– y que el año pasado gestionó más de 5.000 millones de euros. El Imserso contará con un presupuesto mayor para el año que viene, para gestionar las pensiones no contributivas de invalidez y de jubilación y los programas de dependencia y envejecimiento activo para mayores, tal como confirmaron fuentes de la entidad a este diario.

Prácticamente desconocido, Barriga (Torrelavega, Cantabria, 1966) tiene un perfil técnico alejado de los altos cargos políticos y trabaja desde 1990 en el ámbito de servicios sociales. Es funcionario de carrera de la administración local (Diputación Provincial de Valladolid) como Técnico de Programas de Bienestar Social. En 2013 se incorporó a la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León, donde actualmente presta sus servicios como Técnico de la Dirección General de personas mayores, personas con discapacidad y atención a la dependencia. Además, es socio fundador y responsable de estudios de la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales y del Observatorio Estatal de la Dependencia, por lo que la expectación en este ámbito es máxima. 

Una responsabilidad importante

"Sinceramente, no le conozco, pero desde los Pensionistas y Jubilados de CCOO siempre hemos tenido buena relación con todos los directores generales del Imserso tanto si han sido nombrados por el PSOE o por el PP y ahora Barriga seguiremos colaborando como siempre hemos hecho. Sabemos que dependencia y pensiones son dos temas conflictivos pero nos reuniremos con él y le explicaremos lo que estamos haciendo sobre esto en CCOO y las preocupaciones que tenemos respecto a las personas mayores y nos pondremos a su disposición para colaborar estrechamente en todo lo que sea favorecer a nuestro colectivo", afirma Julián Gutierrez, Secretario General de la Federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO (@pensCCOO).

En el mismo sentido Anatolio Díez, secretario general de la Unión de Jubilados y Pensionistas de UGT (@UGT_Comunica), tampoco conoce personalmente a Luis Alberto Barriga pero apunta que se reunirán con él para trasladarle los temas de políticas sociales que más nos preocupan como las pensiones y también las no contributivas, la soledad no deseada...  "tal y como hemos venido haciendo desde siempre con todos los directores generales que le han precedido defendiendo siempre los derecho de los mayores. No podemos olvidar que va a afrontar problemas muy importantes y en consecuencia va a tener una responsabilidad muy importante. "En cualquier caso, debo decir que nosotros estábamos trabajando muy a gusto con Manuel Martínez Domene, teníamos con él un conexión importante y coincidimos en muchas cosas de los temas que a nosotros nos preocupaban, sobre todo en el tema de los viajes del Imserso donde finalmente se defendieron los derechos de pensionistas y jubilados", reconoce Anatolio. 

Las "desesperantes" listas de espera de Dependencia

En materia de dependencia, el nuevo director del Imserso deberá afrontar importante retos como el incremento de la aportación del Estado, un compromiso que PSOE y Unidas Podemos adquirieron al pactar los Presupuestos Generales de 2019 y que no pudieron hacer realidad por el rechazo de los independentistas a las cuentas públicas y el adelanto de las elecciones generales. A finales de noviembre de 2019, España contaba con 1.377.370 personas en situación de dependencia, la mayoría mayores de 65 años, de las que 265.811 no cobraban ninguna prestación pese a tener derecho a ella. Es decir, que habían sido reconocidas como dependientes, en alguno de los tres grados que contempla el baremo.

En este ámbito es donde más experiencia tiene el nuevo director del Imserso. Tal como alertaba el Observatorio de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales (@Ascdiresociales), al que pertenece Barriga, el tiempo medio de tramitación de un expediente de dependencia es actualmente de 426 días, aunque en cuatro comunidades se superan los 18 meses. Una situación que la Union Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (@MayoresUDP), consideraba como plazos "desesperantes" e "impresentables", que deberán ser uno de los principales focos abiertos de su nuevo director y que deberá gestionar jusnto a las diferentes comunidades autónomas, que se han estado haciendo cargo durante los últimos años de más del 50% de las partidas de la dependencia a la espera de que les reembolse esta diferencia el Estado. En los Presupuestos Generales del Estado que PSOE y UP pactaron para 2019 y que no llegaron a ver la luz, figuraba un aumento de 515 millones de euros en las ayudas para el sistema de atención a la dependencia (132 millones para el 'nivel mínimo') y 383 millones más para el 'nivel acordado'). 

Gestión de las pensiones no contributivas

Las pensiones no contributivas de jubilación e invalidez, son menores en número que las pensiones contributivas que gestionará el Ministerio de Seguridad Social de Escrivá, pero de igual importancia para mantener el sistema de bienestar. Éstas suponen el mayor volumen de presupuesto que mueve el Imserso, que en 2019 superó los 2 mil millones de euros, lo que representa el 51,12% del presupuesto total de la entidad. La gestión de estas pensiones está atribuida a los órganos competentes de cada Comunidad Autónoma y a las Direcciones provinciales del Instituto de Mayores y Servicios Sociales en las ciudades de Ceuta y Melilla. Pero debido a su importancia es uno de los grandes asuntos presupuestarios a tratar.

"No creo que vaya a cambiar mucho en este aspecto al menos al inicio de la legislatura. Todo Gobierno que se precie, debería no mover demasiado cuestiones como éstas, que en cuanto a la gestión funcionan bien", opina Anatolio Díaz de UGT. Otro asunto es el compromiso del nuevo Gobierno en cuanto a la "reducción de la brecha de género" en las pensiones y la ampliación de las pensiones de viudedad "para parejas sin vínculo matrimonial". Estas medidas, tuvieron un lugar prioritario en el discurso de investidura de Sánchez, pero no hubo ni rastro de ella en los primeros consejos de ministros.

El futuro de las residencias y viajes del Imserso

Donde sí existe gran expectación, es en la partida de créditos destinados a financiar los convenios y conciertos de plazas residenciales de personas mayores en toda España, donde los nuevos gestores tendrán que esmerarse por conseguir mejorar la situación actual de los más de 5.000 centros residenciales públicos, que acogen tan solo a 276.924 personas según el último Balance de Servicios Sociales del Imserso y cuyas quejas por parte de los usuarios, son casi diarias.  Además, este apartado incluye el programa de protección de los derechos individuales de las personas mayores y el fomento de experiencias intergeneracionales para combatir la soledad.

Por último el Imserso se encarga de los programas de envejecimiento activo y saludable y prevención de la dependencia. Con una dotación de 117.000 millones de euros en 2019, en este ámbito se incluyen los programas de turismo social –más conocidos como viajes del Imserso– y de termalismo, como el que ha llevado a balnearios de toda España a millones de mayores en las últimas décadas. Es más, acaba de arrancar la nueva temporada, con más de 100 balnearios en todas España. Este ámbito no se espera que cambie demasiado ya que es un programa de turismo consolidado y con menos polémica que los que suscitan los viajes del Imserso, que se enfrentarán previsiblemente a una revisión total de modelo tras la polémica que ha rodeado la adjudicación de los últimos pliegos y que estuvo a punto de retrasar los viajes de casi un millón de pensionistas.

0

No hay comentarios ¿Te animas?