Ocio

Los acuarios más impresionantes de España para descubrir el mundo submarino

Mariola Báez

Foto: La Ciudad de las Artes y las Ciencias

Sábado 28 de diciembre de 2019

7 minutos

Visitarlos con tus nietos es un buen plan para descubrir los secretos del mar y de los ríos

grandes acuarios en España
Mariola Báez

Foto: La Ciudad de las Artes y las Ciencias

Sábado 28 de diciembre de 2019

7 minutos

Si eres un amante de la naturaleza y el mundo marino, debes acercarte a alguno de los grandes acuarios que habitan en distintas ciudades españolas. Se trata de la aventura perfecta para compartir con los más pequeños de la casa, que aprenderán a respetar y admirar a los seres vivos que habitan en este medio.

En estos acuarios es posible contemplar especies marinas de cualquier parte del mundo, en espacios que llaman la atención por reproducir a la perfección el hábitat natural de estas criaturas: peces, cefalópodos, mamíferos, tortugas marinas, crustáceos o animales desconocidos que habitan en lo más profundo del océano. Los acuarios españoles se encuentran entre los mejores del mundo, con unas magníficas instalaciones y una riqueza, en cuanto a flora y fauna, que convierte su visita en un excelente plan que combina ciencia, naturaleza y diversión.

Ver un tiburón de cerca, un simpático pez globo o una medusa gigante, y todo en enormes tanques que reproducen fielmente el fondo marino y en los que prácticamente puedes “introducirte” para contemplar la vida que se esconde bajo el agua, como nunca antes la habías visto. Si quieres vivir la experiencia, ¿qué acuarios debes visitar en España?

Oceanogràfic de la Ciudad de las Artes y la Ciencias (Valencia)

Es el mayor acuario de Europa y en él todo impresiona, desde los edificios que le dan forma, de bella arquitectura vanguardista, hasta su superficie total, de más de 110.000 metros cuadrados. Aquí están representados los grandes ecosistemas marinos: el que configura el área del Mediterráneo, los mares tropicales o el Océano Ártico. Su túnel submarino permite disfrutar de una experiencia de “inmersión total”, ver a los grandes depredadores o quedarte con la tierna imagen de la familia de belugas que han hecho de este lugar su hogar.

En las zonas exteriores del acuario, las aves marinas, los reptiles, como los cocodrilos o las tortugas; o las focas, los pingüinos y los leones marinos cobran protagonismo. El Oceanogràfic de Valencia (@CACiencies) cuenta también con un impresionante restaurante “submarino” y organiza multitud de actividades para que niños y adultos disfruten de una jornada única.

Grandes acuarios: Oceanografic de Valencia
Oceanogràfic (Ciudad de las Artes y las Ciencias)

Acuario de San Sebastián

El Aquarium-Palacio del Mar de Donostia (@aquariumss) se encuentra en el muelle de San Sebastián de la ciudad “vieja”, en un edificio inaugurado en 1928. Allí guardan un pedacito de su amor por el mar y el conocimiento que ha demostrado desde sus inicios la Sociedad de Oceanografía de Guipúzcoa. Además de ser un interesante museo, el Aquarium-Palacio del Mar guarda más de 30 acuarios en los que es posible descubrir los ecosistemas submarinos del Mar Cantábrico y el Océano Atlántico.

Tras la reforma de 1988, su gran tanque principal, el Oceanario, cuenta con un impresionante túnel 360º que permite "sumergirte" en sus 1.500.000 litros de agua, en los que habitan más de 40 especies distintas de peces.

Acuario de San Sebastián
Acuario de San Sebastian

Acuario de Zaragoza

Es distinto a todos y recorrer sus instalaciones suele sorprender a los visitantes ya que se trata de un acuario fluvial, el más grande de Europa. Aquí están representados los ecosistemas de cinco ríos, uno por continente: el Nilo, el Ebro, el Amazonas, el Mekong y el río Murray-Darling. En sus 70 peceras es posible contemplar más de 5.000 animales de 350 especies distintas. Todas son habitantes de los ríos más imponentes del planeta y algunas de ellas están en peligro de extinción. Su gran tanque central es el mayor acuario de agua dulce de Europa.

Una visita al acuario de Zaragoza (@nuevoacuariozgz) nos descubre la riqueza natural que guardan los ríos, tanto en sus aguas como en sus riberas. El centro cuenta con un restaurante terraza perfecto para tomar algo tras la visita y son muchas las actividades que organiza para que todos puedan aprender algo nuevo del poco conocido entorno fluvial.

Acuario de Zaragoza
Acuario de Zaragoza

Acuario de Lanzarote

Es el mayor de las Islas Canarias y, como no podía ser de otra manera, el Océano Atlántico es el protagonista absoluto. En sus 33 tanques podrás ver especies marinas propias de las islas, como morenas, sargos y fulas, y hasta peces y mamíferos procedentes de otros puntos del planeta. Además de su gran tanque central, con más de 500.000 litros de agua y un espectacular túnel subacuático, que permite ver de cerca la riqueza natural que guarda. El Aquarium de Lanzarote también cuenta con tres acuarios más pequeños en los que es posible tocar, literalmente, algunas especies como los erizos de mar, algo que gusta especialmente a los niños.

Como curiosidad, entre las actividades que organizan, ofrecen la posibilidad de nadar en el propio acuario, entre tiburones, aunque con un entrenamiento previo por parte de monitores expertos en buceo. Su “acuario basura”, para concienciarnos del estado en el que se encuentran algunos de nuestros mares y costas, es sin duda una fantástica idea.

Acuario de Lanzarote
Centro comercial El Trébol