Sociedad

Se silencian las muertes en las residencias de mayores, los grandes focos de coronavirus en España

Pablo Recio

Jueves 19 de marzo de 2020

6 minutos

"Lo que ha pasado en Montehermoso va a suceder en cualquier residencia de mayores"

Las residencias de mayores, los grandes focos concentrados de coronavirus en España

Coronavirus: Número de contagiados, fallecidos y recuperados en España y el mundo en tiempo real

Las residencias se han convertido en esta crisis sanitaria en uno de los focos más grandes de coronavirus de España, con el riesgo que eso conlleva para la salud de los mayores que allí viven: la mayoría forma parte de los llamados grupos de riesgo y suele presentar cuadros graves.

Sin embargo, esta realidad se ha tenido que conocer en muchos casos a través de las denuncias de los familiares. Prueba de ello es el drama vivido en la residencia madrileña Montehermoso en la que hay, actualmente, 70 personas infectadas y han fallecido 19 residentes. Cabe recordar que sobre este caso, la propia presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, confesaba en una entrevista en Telecinco, que desconocía que el centro no estaba "medicalizado".

Pero esta falta de información no sólo afecta a la región madrileña. Y es que desde el Ministerio de Sanidad han asegurado a 65Ymás que tampoco ellos tienen un recuento de cuántos casos se están dando específicamente en residencias de mayores.

Así, en este clima de incertidumbre y tras salir a la luz los trágicos sucesos de Montehermoso, que están investigando desde la Fiscalía, han comenzado a darse a conocer otros casos, como el de la residencia Nuestra Señora de la Antigua, en Morata de Tajuña (5 decesos); Elder, en Tomelloso (14 fallecidos); Fundación Privada Consorts Guasch, en Capellades (6 decesos); Los Royales, en Soria (1 muerto); Santa Elena, en Torrent (70 contagiados, 19 de los cuales son trabajadores) o Montserrat Caballé, en Madrid (5 fallecidos); entre otros. Una larga lista a la que hay que sumar otros ya conocidos como el del centro de Sanitas del barrio de San Martín, en Vitoria (8 muertos) o el de la residencia de La Paz en Madrid (casi 50 infectados y un muerto, que se sepa).

Los familiares, angustiados

Estos casos de coronavirus y decesos están generando escenas dramáticas entre los seres queridos de los residentes. Y es que no están pudiendo velar los cuerpos de sus difuntos, se enteran de los fallecimientos por teléfono y reciben información, por parte de las autoridades, a cuenta gotas.

Además, esta falta de transparencia no sólo afecta a las familias de las personas fallecidas, también la sufren el resto de familiares. Así, con la prohibición de entrar a las residencias, muchos no están teniendo noticias de los usuarios, según denuncian asociaciones y plataformas en defensa de los residentes, como Ademaf (@AdemafF) o Pladigmare (@pladigmare). “Algunos no se enteran de lo que pasa dentro, sobre todo en los casos de residentes con deterioro cognitivo, porque no se establecen los medios de comunicación que se habían prometido”, ha señalado la presidenta de Ademaf, Carmen López.

Por otro lado, según denuncia el presidente de Pladigmare, Miguel Vázquez, cada centro tiene un procedimiento distinto para contactar con los residentes o saber de ellos.

Salen a la luz más muertes de mayores en residencias: cinco fallecidos en otro centro de Madrid
Residencia Montserrat Caballé, uno de los últimos casos de brote en confirmarse.

Falta material

Con todo, el problema más grave no es sólo que el virus haya llegado a estos centros y causado estragos, sino que se podría haber evitado, o al menos minimizado su impacto, según señalan desde el sindicato CCOO (@CCOO). "Lo que ha pasado en la residencia Montehermoso va a suceder en todas, porque no se están haciendo bien las cosas. Las profesionales no estamos dotadas de Equipos de Protección Individual (EPI) adecuados para evitar contagios. Y hay incluso centros en los que se está trabajando con mascarillas de tela, que luego se echan a lavar", ha denunciado la responsable en CCOO de Residencias y Centros de Día Privados de la Comunidad de Madrid, Juani Peñafiel.

Además, la sindicalista ha criticado que en los casos en los que sí se está repartiendo material se esté priorizando sólo a auxiliares y enfermeros. "En algunas empresas no se les da protección al personal de limpieza, y eso puede conllevar la propagación del coronavirus entre residentes", ha sostenido. "Algunas direcciones parece que no son conscientes de la gravedad de la situación", ha asegurado.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que "las plantillas se están viendo reducidas a la mitad por los contagios, y eso significa que compañeros del turno de mañana deben quedarse por la tarde". "Es algo que puede derivar en que algún centro se quede sin trabajadores y que la atención se vea reducida a lo esencial, a cuestiones de supervivencia", ha apuntado la sindicalista.

También los enfermeros, representados por el Sindicato de Enfermería SATSE (@Sindicato_SATSE) y por MATS (@matsmadrid), han denunciado la falta de material de protección, incluso en las residencias públicas de la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS). "Las enfermeras y enfermeros podemos convertirnos en foco de transmisión del Covid-19 y la propagación en una residencia es rapidísima. Aunque la desinfección es diaria, los sillones o los pasamanos son vehículo de transmisión de la enfermedad que es imposible de controlar, siendo los propios profesionales de enfermería los que la pueden propagar ante la ausencia de EPIs", ha explicado a Europa Press el delegado de SATSE Madrid, Recesvinto Valiente.

Además, en algunos centros como el de la residencia pública de Alcorcón, según ha denunciado una delegada del sindicato MATS, "estaban prohibiendo el viernes pasado el uso de mascarillas a las trabajadoras que se las traían de casa". "Lo hacían, supuestamente, para no alarmar a la gente. Actualmente, están compartiendo una bata para los casos aislados, entre unos cuantos compañeros, y las mascarillas, nos dicen que las utilicemos hasta que se rompan. Y encima, no son del tipo FFP2 ni 3", ha explicado. De igual manera, la delegada ha criticado que "no hay refuerzos aún en ninguna categoría" y que "siguen comiendo los residentes todos juntos en las mesas".

residencia senora antigua morata tajuna
Residencia Nuestra Señora de la Antigua en Morata de Tajuña.

La Comunidad de Madrid reconoce carencias

No sólo denuncian esta situación los sindicatos y los familiares, la propia Comunidad de Madrid ha reconocido la falta de recursos. En concreto, el consejero de Políticas Sociales, Familia y Natalidad, Alberto Reyero, ha asegurado a la cadena Telemadrid que llevan "semanas reclamando material de protección, tanto para los usuarios como para los trabajadores y sabemos que todo el mundo se ha movilizado, el Ministerio y la Consejería de Sanidad, pero ni en España ni en el mercado existen equipos de protección para todos. Ayer tuve una videoconferencia con representantes de otras comunidades y se encuentran así en todas ellas".

Asimismo, desde la Consejería han señalado a este periódico que sólo se trasladan a los casos de coronavirus "no leves" de las residencias a los hospitales, "porque si no, se saturarían y se puede extender el contagio". "Los familiares son informados puntualmente y, aunque no se recomienda, pueden llevarse a sus familiares a casa, firmando una declaración", han añadido.

Las patronales y los gerentes piden recursos

Por su parte, la Asociación de Gerentes y Directores de Servicios Sociales (@Ascdiresociales) han criticado también la carencia de material y han asegurado que les preocupa que muchos trabajadores estén teniendo que ponerse baja por tener síntomas. Si no se ataja la situación y se "van acumulando", se puede ir hacia "un escenario gravísimo", han apuntado. Además, llaman a "apoyar a los trabajadores, porque están siendo héroes".

Algo que comparten las dos principales patronales del sector, CEAPs (@cea_ps) y AESTE (@AESTE_oficial), que exigen al Gobierno: más equipos de protección; que se haga el test a sus empleados con "infección respiratoria" antes de ponerles en cuarentena; que no envíen al personal sanitario de las residencias a los hospitales y que se realicen más pruebas de coronavirus a los residentes, para saber quiénes están contagiados y quiénes no.

Primeras medidas

Finalmente, en este contexto dramático, que si no se corrige, puede derivar en una auténtica catástrofe, algunas administraciones han decidido empezar tomar decisiones. De esta manera, aunque en estado de alarma, todas las competencias se centralizan desde el Ministerio de Sanidad, la Generalitat Valenciana ha anunciado este miércoles que pondrán bajo control todos los centros residenciales de mayores, ya sean públicos o privados, donde haya un brote.

También la Comunidad de Madrid ha tomado medidas. Según han asegurado desde la Consejería, inspectores de la Comunidad de Madrid llamarán desde el jueves a todas y cada una de las 500 residencias de mayores de la región, públicas, privadas y concertadas, para conocer la situación real de todas ellas, los casos de coronavirus, las personas aisladas y el número de fallecidos.

Por otro lado, cabe recordar que el Gobierno Central anunció el martes que se destinarán 600 millones de euros a partidas que tengan que ver con Asuntos Sociales. "Se está trabajando en un procedimiento para proteger a las residencias de ancianos", ha asegurado este miércoles, en una rueda de prensa, el director de Alertas Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón. Y es que, según el Decreto aprobado por el Consejo de Ministros el pasado martes, parte del dinero deberá ir destinado a reforzar las "plantillas de centros residenciales" y a la "adquisición de medios de prevención (EPI)".

1
Carlos Hace 3 meses
Soy pensionista y quería Felicitarles por el excelente seguimiento de esta pandemia que estamos pasando, sin alertas de bulos y si con profesionalidad periodística.