Sociedad

Hacerse el test de coronavirus en Madrid: una misión casi imposible

Pablo Recio

Sábado 14 de marzo de 2020

4 minutos

La región deja de hacer pruebas a los casos con síntomas leves

Hacerse el test de coronavirus en Madrid: una misión casi imposible

Los mayores, sobre el coronavirus: "Son medidas que no nos gustan, pero tenemos que aceptarlas"

#YoMeQuedoEnCasa: Súmate con 65Ymás a la campaña viral para frenar el coronavirus

Última hora sobre el coronavirus

Desde este jueves, todos los ciudadanos de la Comunidad de Madrid con síntomas de coronavirus leves son considerados como posibles casos de contagio y pasan, automáticamente, a estar en cuarentena. Ya no se les hará la famosa prueba del bastoncillo o una analítica de sangre, cuyos resultados solían tardar en conocerse entre 4 horas y 2 días. Sólo en determinados casos graves se les realizará este test para determinar qué tratamiento se debe dar al paciente. "Es una situación de absoluta emergencia sanitaria", señalaba el jueves el Consejero de Sanidad de la Comunidad, Enrique Ruíz Escudero.

Cabe destacar que la Comunidad de Madrid es el mayor foco de España, con más de 2.000 contagios confirmados y que en esta región se ha perdido, en cierto modo, la trazabilidad de los casos, por lo que todos los ciudadanos pueden ser potenciales portadores de este virus. Por esta razón, se recomienda a la población que se quede en casa y limite su vida social, para evitar multiplicar los casos. En esa misma lógica, el Gobierno ha decretado este viernes el Estado de Alarma y muchas Comunidades Autónomas han decidido limitar movimientos, cerrar bares, restaurantes, parques, jardines, centros culturales, de día y de mayores o comercios.

Inquietud entre los pacientes

No obstante, el que ya no se vayan a realizar gran parte de los test de coronavirus ha generado inquietud entre la población con síntomas, puesto que muchos estaban a la espera de que les atendiesen. Así, varios afectados han transmitido a 65Ymás que se encuentran "angustiados". Además, las líneas de atención están saturadas la mayor parte del día, aunque se haya ampliado la plantilla, según la Comunidad de Madrid. Lo que conlleva, en muchos casos, que los pacientes acaban acudiendo a los hospitales para hacerse el test, con el riesgo de contagio que esto supone.

"Aunque haya estado en contacto con gente infectada y presente algún síntoma, no creo que me vayan a hacer la prueba. Ahora somos casos posibles, es decir, no te hacen el test y te dejan en casa en cuarentena", comenta enfadado Pedro, un ciudadano con síntomas similares a los del coronavirus. "No es tanto por mí, sino por quien ha estado en contacto conmigo: mis hijos, mis padres (que son mayores), etc.", asegura.

Por su parte, la portavoz del Defensor del Paciente, Carmen Flores, sostiene que la medida es "una barbaridad". "Parece que este virus es clasista. Cuando hay afectados del Gobierno, les hacen la prueba, pero si eres un paciente o ciudadano corriente resulta que no, que no hace falta hacérsela. Nos parece una irresponsabilidad", critica. 

De esta manera, para Flores, "las pruebas son un protocolo que se debe realizar. Y si da positivo, se tienen que tomar las medidas de precaución o el tratamiento adecuado, sea el que sea". Si no, pueden pasar situaciones en las que se deje sin atender correctamente a personas, apunta.

"Hemos tenido constatación de ello. Por ejemplo, el caso de un hombre de 80 años, con dificultades respiratorias, al que le dijeron que se tomase paracetamol y que se quedase en casa, sin hacerle pruebas. No puede ser que ese señor, con sus patologías, pueda fallecer sin asistencia. No entendemos esta forma de actuar", denuncia.

Para Flores, esta decisión se esté tomando por "razones económicas". A su parecer, se podrían destinar más recursos para estas pruebas, prescindiendo de otras partidas de la Comunidad como, por ejemplo, el "fichaje de Antonio Burgueño, ideólogo de la privatización de la Sanidad en Madrid", para la gestión de la crisis del coronavirus. 

De igual manera, la portavoz del Defensor del Paciente critica que haya empresas que estén vendiendo "por 300 o 400 euros" la posibilidad de hacerse el test y que la administración no lo esté controlando.

Los profesionales sanitarios opinan

"Actualmente, a los sanitarios sólo se nos están haciendo las pruebas si tenemos síntomas. Antes era diferente", critica el portavoz del sindicato de enfermería MATS (@matsmadrid), Guillén del Barrio. Con todo, el enfermero, que trabaja en el Hospital de La Paz, opina que haber restringido el número de pruebas era necesario. "No tenemos la capacidad de hacerlas, en esas cantidades. Hay que priorizar y si lo pensamos, ahora ya no sirve de nada saber si se tiene o no el coronavirus, porque está muy disperso. Debemos quedarnos en casa. No sabremos si es una gripe o este virus, pero lo importante es que nos aislemos; y si se necesita ayuda sanitaria, que la pidamos. No podemos tener laboratorios colapsados haciendo miles y miles de pruebas a la gente", apunta.

Sin embargo, Del Barrio sostiene que cuando llegan pacientes "enfermos" al hospital, o cuando se les tiene que "llevar a la UVI", "sí que es necesario saber si tienen o no coronavirus", para adecuar el tratamiento y ver si se deben recetar antibióticos, por ejemplo.

También es consciente el portavoz de MATS que, en muchas ocasiones, el teléfono puesto a disposición por las Comunidades Autónomas se satura. Aun así, pide a la población que llame sólo cuando tenga los síntomas, para que se les recomiende "si ir o no al hospital". "Somos conscientes de que está habiendo problemas con estos números. Recomendaría contactar con ellos a horas más improbables. A lo mejor tienen que esperar y llamar a la 3 de mañana", reconoce.

Finalmente, recuerda, no se debe olvidar que si faltan medios para atender a todo el mundo en condiciones, o si hay colapso, es en parte debido a las privatizaciones llevadas a cabo en los últimos años en la Comunidad. "Es una cuestión aritmética. Hay unos 2.000 casos y se han reducido en los últimos años las camas en 2.100. Además, dicen que han contratado 1.700 personas de refuerzo, pero 700 ya iban a entrar por la campaña de la gripe. Hace años había 2.200 trabajadores más y esta reducción tiene que ver con la privatización", concluye.

2
ana Hace 4 meses
Un buen artículo. Muy claro y responsable.
Carmen Hace 5 meses
Misión imposible para algunos...a otros ni nos cogen el teléfono fantasma 900. Qué desastre!! Caeremos como moscas por incompetencia.