Tecnología

La instalación, paso a paso, de una red inalámbrica en casa

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Viernes 3 de enero de 2020

3 minutos

El 90,7% de la población española de 16 a 74 años ha utilizado Internet en los últimos tres meses

¿Cómo se instala una red inalámbrica en casa?

El uso de las nuevas tecnologías, sobre todo en lo referente a la información y la comunicación, ha crecido en los hogares españoles en los últimos años. Al hilo de este dato, desde el Instituto Nacional de Estadística (@es_INE) confirman que, durante el pasado trimestre del 2019, el 90,7% de la población de 16 a 74 años en nuestro país ha empleado Internet prácticamente a diario. Casi un 5% más que el año anterior y donde los mayores de 65 años se acercaban al 64%.

Por eso no es de extrañar que, en muchas casas, ya haya instalada una conexión a Internet. Pero no solo para un ordenador de mesa, sino para disfrutar de contenidos en la red a través de nuestro teléfono móvil, nuestra tableta o nuestro portátil. Es entonces cuando muchos recurren a una línea inalámbrica WiFi, es decir, aquella gracias a la cual podemos tener una conexión disponible para dos o más equipos entre sí y sin la utilización de cables.

Por eso, si te estabas preguntando dónde debes acudir para tener este acceso a Internet, olvídate. Nosotros mismos te explicamos cómo instalar este tipo de dispositivos de forma sencilla y en unos simples pasos.

¿Cómo se instala, paso a paso, una red inalámbrica en casa sin mucha complicación?

Primeros apuntes necesarios para tener tu red inalámbrica

Si a la hora de contratar este servicio para tu casa has comprado un paquete de ADSL, te pueden ofrecer la posibilidad de que tú mismo instales esa red inalámbrica en casa sin tener que recurrir a un técnico de la compañía telefónica. Pero eso sí, antes de empezar y de seguir las indicaciones que te damos, es imprescindible que leas atentamente las instrucciones que vengan en el mismo router. Un aparato que no llevará cable alguno, solo el que se enchufa a la red eléctrica de tu vivienda, y que será compatible con los equipos informáticos en los que quieras tener conexión a Internet. Es decir, ordenadores o tablets con receptor wireless incorporado.

Lo primero que tienes que hacer es configurar y conectar ese router. Y no te olvides de ubicarlo en un lugar estratégico dentro de la casa para que la señal WiFi llegue a todas partes por igual. Si es ADSL no viene mal colocarlo cerca de la toma del teléfono para que funcione mucho mejor.

Aunque este router es inalámbrico, es decir, no está conectado a tu portátil, por ejemplo, en este primer paso de configuración necesitarás un cable de red. No es necesario que lo compres aparte, ya que suele venir en el mismo embalaje cuando adquieres dicho dispositivo.

A continuación, cuando tengas el módem y el router enchufados y encendidos a la corriente eléctrica, espera unos minutos y ambos aparatos comenzarán a iluminarse con varias luces. Cuando se queden fijas o en verde, ya puedes proceder a configurar tu señal WiFi.

Seguimos con la instalación

Ahora entra en tu ordenador, pincha donde aparece la palabra Inicio y, a continuación, en Mis sitios de red. Verás cómo te aparece otra leyenda que reza Ver conexiones de red. Debes clicar en esta opción para comprobar las redes inalámbricas disponibles en esa frecuencia y espacio. No te preocupes si la tuya no aparece, si le das a la función Actualizar la tendrás en unos segundos. Pero, ¿cómo puedo identificarla? Que no cunda el pánico, es la que cuyo código coincide con lo que muestra el apartado SSID debajo del router.

El último paso es seleccionar tu red WiFi y darle a Conectar. En este momento deberás añadir tanto el nombre de usuario como las contraseñas que te pida y que se facilitan junto al aparato. Puedes cambiarlas más tarde y poner alguna más sencilla que te sea más fácil recordar, así como algún tipo de filtro para que nadie se pueda aprovechar de forma gratuita de tu Internet.

Finalmente, el proceso de instalación te pedirá incluir la IP del aparato. Esta se encuentra en la parte trasera de la caja de tu equipo online.

¿Cómo se instala, paso a paso, una red inalámbrica en casa sin mucha complicación?

Ventajas y desventajas de este tipo de conexión

Una vez que has aprendido a instalar una red inalámbrica y antes de hacerte con todo el dispositivo, es bueno que sepas los pros y los contras de este tipo de señal de Internet en tu hogar. Lo bueno en estos casos es que no es necesario tener cables por toda la casa y la instalación es más rápida y cómoda, incluso la puedes hacer tú mismo como te hemos explicado. Además, resulta más económica y puedes tener cobertura online en puntos de difícil acceso de la casa.

Pero, como todo, también debes conocer algunas partes un tanto negativas, sobre todo en lo referente a la seguridad. Y es que si no cifras o proteges con una contraseña la señal, todos tus vecinos podrán acceder gratis a esa red inalámbrica. Por último, y como desventaja, este tipo de instalaciones presentan un menor ancho de banda (velocidad y potencia de la transmisión de datos) en comparación con las redes que se unen mediante cables a tu dispositivo.

0

No hay comentarios ¿Te animas?