Las docuseries más surrealistas para ver en plataformas

David Vargas

Jueves 2 de julio de 2020

3 minutos

La realidad supera a veces la ficción. Si creías haberlo visto todo, espera a descubrir estas series

Las docuseries más surrealistas para ver en plataformas

Asesinatos, poligamia, condones electorales… Estas y otras excentricidades están presentes en las docuseries que hoy te recomendamos. Son esos formatos en los que el director empieza a tirar del hilo de un investigación que, totalmente por sorpresa, le conduce hacia otra investigación muchísimo más jugosa. La fauna —humana, por supuesto— que suele aparecer te deja anonadado y ya no puedes parar de ver episodio tras episodio. Ya te lo avanzamos: te van a enganchar…

‘Tiger King’

Es el nuevo fenómeno de Netflix. Lo podríamos definir como un cóctel de ropa hortera, misterios imposibles y felinos menos temibles que sus dueños. La serie se centra en la disputa (virtual y judicial) entre Joe Exotic, gay polígamo, loco de las armas y propietario de un zoo en Oklahoma, y Carole Baskin, activista con su propio santuario para tigres y leones. Amputaciones, suicidios, videoclips, realities, desapariciones… En esta serie fuerte, increíble, divertida y surrealista todo vale.

‘A los gatos, ni tocarlos’

Otro éxito de Netflix no apto para los amantes de los gatitos. Un vídeo viral inicia una pesquisa virtual para atrapar a un asesino de estos felinos para entregarlo a las autoridades. Esta historia perturbadora te sorprenderá en cada episodio. Y es que los mininos son intocables. En Internet se permite hacer casi de todo, menos torturar a un lindo gatito. El problema es que lo que encontraron fue mucho más grande, perturbador y peligroso de lo que hubiesen imaginado. Y es que las redes sociales también pueden servir para detectar a sociópatas potenciales. Esta docuserie se sirve del mundo de Internet para reflexionar sobre los productos audiovisuales que consumimos en la red y cómo nos está transformando como sociedad.

‘McMillion$’

Entre 1989 y 2001 el cerebro del crimen “Tío Jerry” consiguió millones de dólares en premios en el popular juego promocional del Monopoly de McDonald's. Jerry robaba fichas del juego en McDonald's y escogía a los ganadores, engañando a las autoridades y repartiendo los beneficios fraudulentos. El engaño comenzó con su familia y amigos, pero no tardó en expandirse a exconvictos con lazos con la mafia. ¿Cómo es posible que no nos suene de nada este caso tan rocambolesco? Pues porque se llevó a juicio un día antes de los atentados del 11-S, por lo que la noticia pasó totalmente desapercibida. ¿Por qué hay que verla? Pues porque es una historia real absolutamente increíble y una narración con giros que van hilando una trama en la que cada información nueva resulta más extravagante que la anterior. Está en HBO.

‘Making a murderer’

Tienes las dos temporadas de esta serie tan surrealista en Netflix. Después de verla entenderás muchas de las cosas incomprensibles del sistema penitenciario y judicial estadounidense. Rodada a lo largo de 13 años, este thriller basado en una historia real cuenta la historia de dos hombres acusados de un macabro crimen que quizás no cometieron, y hay que hacer hicapié en ese “quizás”. Making a murderer pone sobre la mesa los fallos del sistema legal estadounidense, y lo difícil que es escapar de él para alguien sin dinero o recursos intelectuales para entender sus recovecos. Pero ¿mató o no mató Steven Avery a la fotógrafa Teresa Halbach? Tendrás que ver que la serie…

‘El impostor’

Imposible. No he podido encontrar este sorprendente documental en ninguna plataforma. Y es una lástima porque es muy bueno (tal vez esté en YouTube). ¿De qué va? Pues de un impostor al que la policía detiene y que se hace pasar por un niño desaparecido años atrás. Cuando la policía informa a la familia de que tal vez hayan encontrado a su ser querido, el espectador no puede por menos que pensar: “Vaya, al caradura este ya se le ha acabado el chollo. Cuando acuda la hermana mayor a recogerle al aeropuerto se descubrirá el pastel”. Qué sorpresa más delirante cuando descubres que se abalanza sobre él y lo abraza ¡como si fuera realmente el hermano! No tienen el mínimo parecido físico, por no decir que el impostor tiene acento extranjero. ¿Qué es lo que está pasando? Todo en este documental resulta muy inquietante. ¿Con qué clase de familia habrá topado ese suplantador de identidades?

0

No hay comentarios ¿Te animas?