Pensiones

Martínez-Aldama (Inverco): "Habría que implantar planes de pensiones de empresa obligatorios"

Pepa Montero

Foto: PABLO RECIO

Viernes 15 de noviembre de 2019

12 minutos

Entrevista al presidente de Inverco

Martínez-Aldama (Inverco): "Habría que implantar planes de pensiones de empresa obligatorios"

Pilar G. de Frutos: “Con vistas a jubilarse, la clave no es ahorrar mucho, sino empezar pronto"

José Manuel Jiménez (Santalucía): "No podemos cambiar las reglas de juego a los ya jubilados"

Edward Palmer: “El sistema de pensiones sueco es justo, sostenible y exportable a España”

Subir las pensiones el 0,9% costará 1.400 millones de euros

 

"Tenemos que salir del peligroso círculo vicioso en el que estamos, donde el ciudadano no dispone de información sobre cuál será su pensión futura, no existe un debate ni un diagnóstico técnico sobre el coste del sistema de pensiones y su sostenibilidad, y no se adoptan decisiones políticas", advierte Ángel Martínez-Aldama, presidente de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco @INVERCOinfo), en una extensa entrevista con 65Ymás en la que alerta del peligro de poner en riesgo la viabilidad del sistema, por falta de reformas y de visión a medio y largo plazo. "La Seguridad Social no puede estar todos los días cuestionada en los medios de comunicación", asegura de manera rotunda, al tiempo que advierte de que "si no hay un Gobierno estable, las comisiones del Pacto de Toledo no funcionarán. Si seguimos instalados en la inacción, corremos el riesgo de que el cauce institucional se desborde".

Martínez-Aldama, que desde junio de 2015 preside Inverco y hasta entonces y desde abril de 2001 era director general de la asociación, es un auténtico convencido de que impulsar el ahorro privado es imprescindible para complementar la jubilación de los trabajadores y para apuntalar el futuro de la propia Seguridad Social (@info_TGSS). Entre las recetas para sufragar la mayor longevidad de los pensionistas, sugiere que el Gobierno implante planes de pensiones de empresa semiobligatorios, adoptar cuentas nocionales en el sistema público ("acabaría a medio plazo con el actual desequilibrio actuarial") y, con los números en la mano, "decidir qué pensión queremos o podemos pagar dentro de 15 o 20 años". 

A nivel individual, asegura que "nunca es tarde para ahorrar, pero empezar a los 50 años obliga a dedicar mucho mayor porcentaje del salario que si se comienza a los 30 años para disfrutar de la misma cantidad en el momento de la jubilación", y que al elegir un plan de pensiones "hay que mirar el tipo de inversiones que tiene y su rentabilidad en los últimos cinco o diez años". Además, proporciona una regla contable para que cada persona realice sus cálculos: "Para lograr una pensión que sea un 60% del salario, hay que aportar al plan de pensiones el 12%-15% del sueldo durante toda la vida laboral”. Unos números muy útiles, dado que la Seguridad Social afrontará en unos pocos años el inicio de las jubilaciones masivas del baby-boom. "El periodo de mayor vulnerabilidad para las pensiones públicas son los próximos 10-25 años. No hay tiempo que perder, hay que hacer reformas ya”, advierte Martínez-Aldama.

PREGUNTA.- La mayor longevidad, ¿pone contra las cuerdas a la Seguridad Social?  

RESPUESTA.- Las estadísticas nos dicen que cada diez años aumenta en casi dos años el periodo de tiempo que una persona vive jubilada después de los 65 años. Esto es una buena noticia, pero plantea enormes retos macroeconómicos, sociales e individuales, y uno de los factores más relevantes es cómo sostener nuestra renta durante un periodo más largo, en un país como España, donde los ingresos de las personas mayores dependen fundamentalmente de la pensión pública. Una pensión que, hay que recordarlo, se paga con las cotizaciones de los trabajadores actuales. El desafío es claro: un mayor número de jubilados (de los 9 millones actuales a 15 millones en 20 años) cobrarán pensiones durante más tiempo, y además sus prestaciones serán más altas, porque quienes se jubilan ahora cobran de media 1.500 euros, mientras que quienes fallecen perciben 800 euros. 

Ángel Martinez-Aldama, presidente de Inverco
 

"No se pueden cambiar las reglas para acceder a la jubilación de la noche a la mañana"

P.- ¿Cree que falta voluntad política para afrontar la sostenibilidad de las pensiones?

R.- El no tener un Gobierno gobernando no es bueno en ningún país, bajo ningún concepto. Sin tener un Gobierno con plenas funciones, las comisiones del Pacto de Toledo no funcionarán. De continuar así, corremos el riesgo de que el cauce institucional se desborde. ¿Qué habría que hacer? Antes de nada, realizar un diagnóstico técnico con varios escenarios de las pensiones futuras, cuantificando el coste de cada escenario, y a partir de ahí tomar decisiones políticas, pero para ello los ciudadanos debemos estar informados sobre las consecuencias de estas alternativas.

P.- ¿Qué tipo de información necesitan los ciudadanos?

R.- La población necesita tener la certeza de que va a cobrar pensión pública, de qué cuantía, cuántos años computarán, cómo se financiarán los gastos...  En el año 2011, el Gobierno socialista aprobó que la Seguridad Social enviaría el sobre naranja con una estimación de la pensión futura, pero esa información nunca llegó al ciudadano, ni la puso en marcha el PP de Mariano Rajoy, ni el PSOE de Pedro Sánchez. Disponer de esos datos es vital para darle transparencia y confianza al sistema, y además serviría para que los trabajadores pudieran adoptar con antelación sus decisiones de ahorro o de consumo. Porque dos cosas son evidentes: la Seguridad Social no puede estar todos los días cuestionada en los medios de comunicación, y no se pueden cambiar las reglas para acceder a la jubilación de la noche a la mañana

 

Ángel Martínez-Aldama, presidente de Inverco

"En vez de pagar el 80% de tasa de sustitución como ahora, tendremos que pagar solo el 50% o el 60%"  

P.- ¿Considera sostenible que la pensión sea el 80% del último salario? 

R.- Esta es una de las decisiones a adoptar: qué pensión queremos o podemos pagar dentro de 15-20 años. Elegir, por ejemplo, si podemos seguir pagando el 80% de la tasa de sustitución, es decir, el porcentaje de la pensión sobre el salario, hasta sueldos de 46.000 euros brutos al año; calcular cuál sería el coste de esta medida; evaluar las previsiones económicas. Con los números en la mano, a lo mejor resulta que en vez del 80% tenemos que pagar solo el 50%, que es, dicho sea de paso, la media en los países de la UE. En Alemania está en el 46%, en Francia en el 55%. ¿Qué han hecho esos países? Decirle a las empresas y a los ciudadanos que deben planificar su ahorro, y por eso, en dos de cada tres países de la OCDE el peso de los planes de pensiones es relevante o muy relevante.

P.-¿Qué tasa de sustitución puede entonces pagar España?

R.- Previsiblemente será menos del 80%, porque si otros países están pagando de media el 50%, parece muy sorprendente que España, o hasta ahora Grecia, o Turquía, seamos los campeones y los demás estén equivocados. En España deberíamos lograr una situación parecida a la que disfrutan los principales países europeos; cuando nos jubilemos, deberíamos tener como mínimo dos pensiones: la pública (del 50% o 60% del último sueldo) y la pensión que venga de nuestra empresa, por capitalización, e incluso una tercera pensión, si es que hemos tenido capacidad de ahorro individual. Este sistema sería más equilibrado, diversificado y con menores riesgos de vulnerabilidad que el actual.

"Necesitamos información sobre nuestra pensión futura para poder tomar decisiones de ahorro"

P.- ¿Es partidario de implantar planes de empleo obligatorios en las empresas?

R.- Tenemos que salir del círculo vicioso en el que estamos, donde no hay información sobre las pensiones futuras, no hay un debate técnico sobre el coste del sistema y de su sostenibilidad, y no se toman decisiones políticas. Mi opinión es que, o establecemos un sistema semiobligatorio, similar al de Reino Unido, o seguiremos teniendo un ochenta y tantos por ciento de trabajadores que no ahorran para su jubilación. Y solo una parte pequeña de la población puede ahorrar de manera individual. ¿Dónde nos va a llevar esto? A que dentro de 10-15 años, habrá dos tipos de pensionistas: los que se muevan en la franja de la pensión mínima y la máxima (una máxima que, por cierto, cada vez es menos máxima porque los últimos gobiernos han subido las bases máximas de cotización, sin tocar la base de prestación, que está anclada en unos 36.000 euros brutos en 14 pagas).

P.- Los planes de pensiones de empleo no han funcionado en España.

R.- En España estos planes de empresa son voluntarios y establecerlos supone un coste laboral adicional para la empresa. Si fueran obligatorios, esto cambiaría. Existe una fórmula implantada en el Reino Unido, un sistema semiobligatorio: las empresas están obligadas a aportar en favor de sus trabajadores al plan de pensiones, el trabajador también aporta, pero tiene la opción de darse de baja. En Reino Unido, 1,3 millones de empresas se han incorporado al sistema y sólo un 8% de los trabajadores han renunciado al plan de pensiones de la empresa. 

P.- ¿Qué cifras mueven los planes de empleo de empresa?

R.- Hay más de 12.500 empresas que tienen establecido un plan de pensiones, ya sea a nivel sectorial, de grupo o individual. Desde Inverco creemos que hay mucho margen de crecimiento, sobre todo en las compañías medianas y en las pequeñas; ahí es donde debería haber un incentivo adicional, porque desde que el trabajador empieza a aportar a un sistema de capitalización, hasta que reúne una masa de maniobra significativa que le genere unos pagos razonables a lo largo de 20 años (los que se viven de media jubilado), son necesarios 30 años de aportaciones. 

 

Ángel Martínez-Aldama
 

"Las cuentas nocionales corregirían a medio plazo el actual desequilibrio actuarial de las pensiones públicas"

P.- ¿Qué le parece el sistema de cuentas nocionales como posible solución para sostener las pensiones? 

R.- Suecia, Italia y Polonia lo han puesto en marcha: tanto aportas, tanto recibes multiplicado por un coeficiente, para que el sistema esté equilibrado en el medio y largo plazo. Nosotros tenemos un sistema desequilibrado porque, hoy por hoy, en los 12 primeros años como jubilado ya has recibido todo lo que cotizaste. Y a partir del duodécimo año, le estás costando dinero al sistema, lo que explica el presente desequilibrio actuarial. Este desfase se corregiría a medio plazo con las cuentas nocionales, con un periodo transitorio lógicamente, o bien ampliando el número de años de cómputo (para calcular el importe de la pensión) hasta llegar a toda la vida laboral.

P.- Los expertos alertan de que el desequilibrio de la Seguridad Social será muy grave en cuanto comiencen a jubilarse los baby-boomers.

R.- Nuestro periodo de mayor vulnerabilidad son los próximos 10-25 años. El verdadero reto que tiene España en pensiones es hasta el año 2047, porque a partir de esa fecha la generación del baby-boom empezará a fallecer, y como en ese intermedio se habrá incorporado un menor número de pensionistas, el coste económico irá reduciéndose.

P.- ¿Cuál es su impresión respecto al Pacto de Toledo?

R.- El mensaje de la sociedad a los políticos es claro: ¡pónganse de acuerdo! Lo que sucede es que ahora llegar a un acuerdo en el Pacto de Toledo es más complicado porque hay cuatro o cinco grupos políticos más representativos, cuando antes existían dos. Y esto no es una crítica al multipartidismo, sino una constatación práctica de que la fragmentación política hace más difícil el consenso.

"Hay que replantearse las pensiones de viudedad futuras, cuánto cuestan y si es razonable pagarlas a quienes cobran su propia pensión" 

P.- ¿Por dónde se pueden recortar los gastos de la Seguridad Social?

R.- El ahorro de gastos se podría acometer aumentando el número de años cotizados para el cómputo de la pensión, que ahora está en 22 y llegará a 25 en el año 2022; se puede llegar a toda la vida laboral, que es lo que practican todos los países europeos. Este aumento de los años para hallar el importe de la pensión se ajusta al principio de equidad, porque el sistema es contributivo: cada persona tiene que recibir en función de lo que ha cotizado.

P.- Algunos economistas proponen repensar las pensiones de viudedad...

R.- Las prestaciones de viudedad suponen un gasto de 20.000 millones de euros al año, que es más que el déficit de la Seguridad Social. Hay que replantearse las pensiones de viudedad futuras, cuánto cuestan y si es razonable pagarlas a personas que cobran su propia pensión. Este es otro debate que hay que abrir, pero de forma civilizada y ordenada, porque si no lo hacemos así, acabaremos haciéndolo de una manera más forzada. Y no olvidemos que cada cuatro años, aumenta la edad media de los votantes en unos cuantos meses, y las decisiones políticas que hoy se postergan, es más difícil que mañana los votantes las acepten, porque estarán más cerca del momento de la jubilación. 

 

Ángel Martinez-Aldama, presidente de Inverco
 

"Nunca es tarde para empezar a ahorrar, pero comenzar a los 50 años cuesta el doble"

P.- ¿A qué edad es aconsejable abrir un plan de pensiones individual?

R.- El plan de pensiones, por definición, es un instrumento orientado a la jubilación, y por tanto, cuanto antes se empiece a aportar, mejor horizonte de ahorro.

P.- Quien no tenga plan a los 50 años, ¿es un caso perdido?

R.- Nunca es tarde para empezar a ahorrar, lo que sucede es que si se abre un plan de pensiones a los 50 años, hará falta dedicar un mayor porcentaje del salario para llegar al mismo importe, que si se hubiera comenzado más joven.

P.- ¿Puede poner un ejemplo concreto de capitalización?

R.- Los estudios calculan que para obtener una pensión en torno al 60% del salario, la aportación al plan de pensiones tiene que estar en torno al 12%-15% del sueldo durante toda la vida laboral. De hecho, el 7% que aportan en Reino Unido (3% el trabajador y 4% la empresa) es tan solo un primer paso. Es decir, establecer hoy un plan de pensiones resuelve el problema de la pensión para quienes se jubilen dentro de 30 años, por eso es tan importante planificar este tipo de instrumentos a medio y largo plazo.

"Al elegir un plan de pensiones hay que mirar su rentabilidad en los últimos 5-10 años"

P.- Denos un truco para elegir un buen plan de pensiones individual.

R.- Siempre hay que mirar la rentabilidad del plan a medio y largo plazo, estudiar el rendimiento que ha tenido en los últimos 5-10 años. Nosotros en Inverco publicamos todos los meses toda la información relativa a rentabilidad, patrimonio y gestoras. También debe analizarse que las inversiones del plan se adapten a nuestro perfil de riesgo.

P.- Se critica que los planes son poco rentables.

R.- El actual horizonte de tipos cero propiciado por el Banco Central Europeo (BCE) trastoca mucho el mundo del ahorro, pero esta situación no va a estar aquí para siempre, y es de prever que los ahorradores conservadores tendrán un plus de ahorro que hoy no tienen. Incluso en el medio plazo las rentabilidades de los planes de pensiones están entre el 1,5% y el 4,5% netos de gastos.

P.- ¿Y en cuanto a las comisiones?

R.- La ventaja de un plan de pensiones (y de un fondo de inversión) frente a otros productos para la jubilación es que los gastos son explícitos y transparentes: sabes cuánto vas a pagar. Todos los productos deberían ser transparentes en términos de coste. La comisión media en el sistema individual está en el entorno del 1% (en los planes de empleo es aún más baja porque no hay coste de distribución). Nosotros tan solo oímos críticas por las comisiones cuando la rentabilidad de los mercados es más baja. Desde Inverco decimos dos cosas: hay que mirar la rentabilidad neta y hay que verla a medio y largo plazo. 

P.- Otra crítica frecuente es que existe poca competencia entre gestoras y que eso repercute en la baja rentabilidad.

R.- Hay 65 gestoras gestionando planes de pensiones, y además el ahorrador puede movilizar el dinero de una a otra sin impedimento ni coste fiscal. O sea, que el cliente tiene la sartén por el mango y decide qué entidad le gestiona el dinero de su ahorro.

"Los planes paneuropeos aún tardarán dos o tres años en llegar" 

P.- El peso de los planes de pensiones en España es muy bajo en relación a la OCDE, ¿a qué se debe?

R.- En España mueven un patrimonio de unos 113.000 millones de euros: alrededor de 76.000 millones en los planes individuales, 36.000 millones en los de empleo y 865 millones en el sistema asociado. En términos de PIB, representan el 7%-8%, cuando la media de la OCDE es del 36%. Es decir, nosotros deberíamos multiplicar por cinco nuestro actual patrimonio para estar en la media simple de los principales países desarrollados.

P.- ¿Cuándo podrán contratarse los planes paneuropeos?

R.- Llegarán previsiblemente en dos o tres años, y solo serán planes del sistema individual, que se podrán movilizar de un país a otro igual que ahora se traslada el dinero de una gestora a otra dentro de España. La piedra de toque será la fiscalidad, más compleja de lo que parece, porque los Estados miembros de la UE tienen transferidas las competencias fiscales, de forma que el tratamiento impositivo quedaría en manos de cada país. Y hay Estados donde las aportaciones y el rendimiento de los planes están exentos de tributación y los impuestos se pagan al rescatar el dinero, pero en otros Estados las aportaciones sí tributan... Habrá que esperar a ver el desarrollo normativo.

"Para lograr una rentabilidad potencial, el ahorrador hoy tiene que arriesgarse, comprar renta variable" 

P.- ¿Agún otro consejo de inversión?

R.- Con los tipos de interés en cero, quien invierte en un plan de renta fija previsiblemente no perderá dinero, pero tampoco lo ganará, y contando la inflación perderá patrimonio. Para tener una rentabilidad potencial, el ahorrador hoy tiene que elegir productos donde la renta variable tenga un mayor componente, aunque eso implique asumir riesgos. 

P.- Por último, ¿qué le parece que exista un diario como 65YMás, dirigido a las personas mayores?

R.- El diario me parece muy interesante y con mucho futuro, porque cada vez va a haber más público objetivo de personas mayores que demandan información específica como la que brindáis.

0

No hay comentarios ¿Te animas?