Ocio

España, un gran plató de cine: Viaja a estas ciudades de película

David Vargas

Lunes 14 de septiembre de 2020

3 minutos

Millones de turistas visitan España atraídos por los lugares vistos en sus series preferidas

España, un gran plató de cine: Viaja a estas ciudades de película
David Vargas

Lunes 14 de septiembre de 2020

3 minutos

Hollywood mantuvo un idilio de amor con nuestro país a mediados del siglo pasado. Los campos de la provincia de Soria se vistieron de estepa siberiana en la película Doctor Zhivago (David Lean, 1965), que también transformó el madrileño barrio de Canillas en Moscú. La película 55 días en Pekín (Nicholas Ray, 1963) no fue rodada en China, sino en Las Rozas de Madrid, con la ayuda, eso sí, de medio millar de extras asiáticos y españoles. Y la escena final de El bueno, el feo y el malo (Sergio Leone, 1966) se filmó en Valle de Mirandilla, en Burgos. Cuarenta años después, el fenómeno vuelve a repetirse: nuestro territorio nacional se convierte se convierte en un protagonista más de rodajes internacionales y ficciones televisivas. Es un buen momento para visitar estas joyas patrias en enamoran en todo el mundo.

Girona

Girona es una de las ciudades que más se repiten en la sexta temporada de Juego de Tronos. Aquí es donde se ubicó Braavos. Si te acercas hasta la calle del Bisbe Josep Cartañà, cerca de la catedral, encontrarás las escaleras donde Arya se sentó estando ciega y se puso a pedir. También se puede reconocer la subida de Sant Domènech, por donde la pequeña Stark corre escapando de la niña abandonada que quiere matarla hasta llegar a los baños árabes. Además de Braavos, Girona también se convirtió en dos lugares más: Desembarco del Rey y Antigua, donde Sam va a convertirse en maestre. Por las escaleras de la catedral bajaron el Gran Septo y la reina Margaery. Además, gracias a un croma, esta escena es la que ha hecho que por unos instantes Girona tuviera mar.

Almagro

Esta ciudad castellanomanchega es una de las localizaciones seleccionadas por Pedro Almodóvar para uno de sus grandes éxitos, Volver. Junto a esta, Villanueva de San Carlos, Aldea del Rey, Puertollano y Granátula de Calatrava. Turismo de Castilla-La Mancha cuenta con una ruta específica que toma el nombre de la película y en la cual se propone recorrer los principales emplazamientos donde se rodó la producción.

Cádiz

La conocida como la tacita de plata es otra de las ciudades andaluzas que se ha prodigado en varias ocasiones en el mundo del celuloide. ¿Referencias? Una de las más sonadas fue en una de las aventuras del agente 007. James Bond –en este caso, con Pierce Brosnan metiéndose en la piel del célebre agente– se paseaba por la capital gaditana en 007 Muere otro día. Inolvidable la escena de una espectacular Halle Berry saliendo del agua en la playa de la Caleta. En el metraje, Cádiz se convertía en La Habana. No en vano es conocida como “la Habana chica”.

Almería

Almería alcanzó su máximo esplendor entre 1965 y 1975, momento en el que se rodaban películas de cine western ambientadas en los majestuosos paisajes desérticos almerienses. En 2013 se convirtió en el escenario de la supreproducción Exodus: dioses y reyes, de Ridley Scott, lo que ha levantado el atractivo de la provincia. De hecho, solo en 2018 se rodaron allí más de 70 películas, lo que convierte a Almería en el destino internacional para directores y actores de renombre. Los nuestros, Molly y Wonder Woman: 1984 son solo algunos de los títulos de películas que se han rodado aquí.

Barcelona

Además de ser un atractivo turístico, Barcelona se ha convertido en un lugar de peregrinación anual para directores y actores de todo el mundo debido al Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges. Almodóvar recurrió a la Ciudad Condal para rodar escenas de Todo sobre mi madre. Y Woody Allen, en Vicky Cristina Barcelona, también hace su particular homenaje a esta ciudad mediterránea. Algunas de las localizaciones que podemos encontrar en la película son la Sagrada Familia, el vanguardista Centro Comercial Maremàgnum, Las Ramblas, Pla de Palau y, sobre todo, el casco antiguo de Barcelona.

Madrid

Aparte de ser la ciudad fetiche por excelencia de Pedro Almodóvar, Madrid también es una de las ciudades más cinematográficas de nuestro país. Todos recordamos la escena de El día de la bestia, de Álex de la Iglesia, en la que uno de los personajes se queda colgando del luminoso de Schweppes del famoso edificio de la Gran Via, o Abre los ojos, de Alejandro Amenábar, con la Gran Via totalmente desierta. Hollywood ha llegado igualmente a la capital para rodar secuencias de El ultimátum de Bourne. Y, en cuanto a series, Las Chicas del Cable o La Casa de Papel también están ambientadas en la capital.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?