Sociedad

El escándalo de la residencia de mayores Los Nogales: ¿Hay garantías de que no se volverá a repetir?

Pablo Recio

Domingo 29 de diciembre de 2019

14 minutos

Según los familiares, no se han tomado las medidas para que algo así no vuelva a pasar

El escándalo de la residencia de mayores Los Nogales: ¿Hay garantías de que no se volverá a repetir?
Pablo Recio

Domingo 29 de diciembre de 2019

14 minutos

Los puntos negros de las residencias de mayores de la Comunidad de Madrid: "falta de financiación, personal y credibilidad"

81 menús de residencias de mayores, a examen: "Baja calidad nutricional y abuso de procesados"

Residencia de Alcorcón: "Duchamos a los mayores residentes un día a la semana"

El supuesto caso de maltrato a dos mujeres mayores por parte de tres trabajadores en la residencia con plazas concertadas de los Nogales de Hortaleza (Madrid), que salió a la luz en abril de 2019, volvió a situar a los centros residenciales en el punto de mira de la opinión pública. Y no es para menos, porque fue una de las primeras veces que se grababa, con una cámara oculta, cómo se maltrataba a residentes. 

Fue difícil quitarse de la cabeza las imágenes de la auxiliar que le decía a una de las ancianas: "Te arranco el pescuezo, puta", mientras que la zarandeaba y desnudaba al mismo tiempo, con la complicidad de dos compañeros. Por ello, tras conocerse el contenido de este vídeo y el hecho de que la Fiscalía de Madrid había denunciado a los trabajadores implicados en el caso, todos reaccionaron. La Comunidad de Madrid, por aquel entonces presidida por Ángel Garrido (antes en el PP, ahora en Cs), afirmó que iba a abrir un expediente sancionador a la empresa en cuestión. Las patronales del sector condenaron estos actos. La propia compañía de Los Nogales se quiso personar en la acusación contra estos exempleados. El Gobierno central anunció que iba a crear un Fiscal especial para casos de maltrato a mayores. Y los sindicatos también repudiaron estos actos y afirmaron que se trataba de casos aislados y que no se debía poner en duda la profesionalidad de todos los auxiliares por la actuación de unos pocos. Pero, más de medio año después, ¿se han tomado realmente las medidas oportunas para que este tipo de comportamientos no se repita?

Fuente: Cadena Ser. 

El hijo de una de las víctimas habla

Para saber si la situación ha cambiado, 65Ymás ha querido conversar con familiares, empresas y Comunidad. Por ello, el primer testimonio que este diario ha querido escuchar es el de uno de los afectados por este caso. Por ello, ha entrevistado a Francisco Polonio, hijo de una las mujeres que aparece en el polémico vídeo que salió a la luz de Los Nogales.

Aunque su madre falleció "a los dos meses" de tomar las imágenes que fueron difundidas en los medios, Polonio siguió con el caso y entregó el material a la Fiscalía, que tras investigar, decidió actuar contra los trabajadores implicados. "Desde el principio vi que allí había cosas raras. Aparecía con hematomas, tobillos torcidos, las rodillas inflamadas, etc.", relata. "Aun así, nadie, ni la dirección, ni los médicos, ni los auxiliares, a los que no les tienen autorizado hablar con los familiares", le dieron, a su parecer, explicaciones convincentes y, por ello, decidió investigar y recopilar pruebas para ver qué le estaba sucediendo realmente a su madre. "Nunca admiten que pueden tener un fallo", critica. 

Manifestación tras el caso de Los Nogales.
Manifestación en abril tras el escándalo de Los Nogales. 

Para Polonio, el "problema es institucional" y pasa por una "falta de personal" y de formación (según él, muchos de los gerocultores hacen "cursos de cinco meses"). "Aquí había cuatro auxiliares para 55 ancianos. Ninguno de nosotros es capaz de cuidar a 14 personas", explica.

Y esta carencia de trabajadores tiene consecuencias. En su opinión, el simple hecho de tener que duchar o dar de comer a un residente en un tiempo mínimo, por falta de recursos humanos, puede ser una forma de trato incorrecto. "¿Cómo vas a tener delicadeza si sabes que tienes que duchar a alguien en menos de tres minutos?", se pregunta.

Residencias manifestación
Manifestación de la Marea de Residencias, en noviembre. 

 

¿Podría volver a pasar?

"No hay ninguna garantía de que no se vuelva a repetir", sostiene Miguel Vázquez, presidente de la Plataforma por la Dignidad de los Mayores en las Residencias (@pladigmare), una asociación de la que forman parte familiares y trabajadores del sector. Y lo explica: "Hay espacios en las residencias donde, cuando no hay familiares, evidentemente pueden existir los malos tratos". Por esta razón, el presidente de Pladigmare, pide a la administración que haya una mayor "participación de los familiares" en los centros y que se tomen "medidas" para que un caso así no pueda volver a suceder. No obstante, matiza que situaciones de tal dureza, como la vivida en Los Nogales, son "minoritarias". 

Por otra parte, Vázquez piensa que el hecho de que un caso como éste haya salido a la luz, seguramente habrá hecho replantearse la manera de obrar a muchos trabajadores. "Algunos se habrán dado cuenta de que en ciertos momentos, por estrés, falta de personal o por una serie de deficiencias en las residencias, determinados comportamientos no eran de recibo", señala.

Pero, sobre todo, lo más importante para Vázquez, es que "se ha empezado a conocer", a raíz de este caso, "la falta de personal" en las residencias y a hablar del tema de las "ratios" y "de los criterios engañosos y equivocados" con los que se establecen. "Existen unos mínimos (ratios) establecidos por Acuerdo del Consejo Territorial creado por la ley de Dependencia, del año 2008. La realidad es que el personal atendiendo en cada hora del día a los residentes ni se aproxima al 0,47 establecido, ni al 0,28 en gerocultoras. Puede haber, si tenemos en cuenta sus derechos a las vacaciones, a los descansos y la jornada laboral de 8 horas, una gerocultora por diez o quince residentes grandes dependientes. La consecuencia es que la atención se resiente. Es una forma de maltrato", explica.

No obstante, el representante de los familiares piensa que actualmente la sociedad está más sensibilizada con respecto al maltrato a los mayores. "Hace dos o tres años acudías a una comisaría por un tema de este tipo y prácticamente pasaban de tí y, luego, en los juzgados, se archivaba", recuerda.

Aun así, "queda camino por recorrer". "No nos damos cuenta de que hay muchas actuaciones que pueden estar normalizadas y que suponen un maltrato. Por ejemplo, cuando se dice a alguien que se lo haga en los pañales, que por algo los lleva, o que ahora no le pueden atender, se está maltratando", explica. 

Los sindicatos salen a la calle para "poner cara a la dependencia" y reivindicar un mejor convenio
Concentración frente a la sede de la CEOE para pedir un "convenio justo", en noviembre.

 

Quejas

"En la residencia Parque de los Frailes (Leganés) llevábamos moviéndonos desde mucho antes, y otros, desde hace 10 años", señala Carmen López, presidenta de la Asociación pro Defensa de los Mayores de la Residencia de Parque de los Frailes (@AdemafF). La residencia en la que está su madre es un centro de la Comunidad de Madrid gestionado por la empresa Aralia, una compañía fundada por José Luis Ulibarri, empresario imputado en las tramas de corrupción Púnica, Enredadera y Gürtel y cuyos centros han recibido muchas quejas, llegando incluso a la Fiscalía en ocasiones. Por ello, la familiar se pregunta por qué ha sido sólo tras este caso (el de Los Nogales), "en el que los protagonistas son tres trabajadores", que se ha vuelto a hablar de la situación en las residencias. "Hay cosas peores que llevan pasando décadas", asegura. 

Y es que en opinión de López, "cuando el maltrato viene de las instituciones, es más grave". Y, aunque se den casos como el de Los Nogales, asegura, "el responsable sigue siendo la administración". Por tanto, sostiene, es importante que la Comunidad se ponga manos a la obra cuanto antes. "El nuevo consejero (Alberto Reyero, de Ciudadanos) y la directora de Atención al Mayor acaban de aterrizar. Necesitamos darles un tiempo, pero no se puede dilatar mucho. Esperemos que tengan la capacidad necesaria de actuar rápido y bien", apunta. 

En cuanto al papel de las empresas que gestionan los centros, la presidenta de Ademaf tiene serias dudas en que haya mejorado algo su funcionamiento a raíz de la denuncia de este caso. "De momento, no lo han hecho", asegura. 

Otro problema, a su parecer, es que "la gente normalmente no denuncia", algunos por miedo a represalias y, otros, "porque no saben cómo hacerlo". "Son tantos años sufriendo que incluso los mismos residentes han normalizado la situación", asegura. Y pone un ejemplo: "Mi madre asume que ella no puede ir al servicio cuando quiere y agradece cuando alguien le pregunta si quiere ir. En su caso, tiene una sonda, pero le gusta sentarse en el inodoro por las noches. Aun así, no lo pide, porque asume que no puede".

La Marea de Residencias sale por primera vez a la calle para reivindicar la dignidad de los mayores
Primera asamblea de la Marea de Residencias, septiembre. 

Los Nogales: "Fue una actuación aislada"

Este diario se ha puesto en contacto con la empresa implicada, Los Nogales (@GrupoLosNogales), para conocer si, desde que salió a la luz el caso en su centro de Hortaleza, se han realizado cambios o mejorado los protocolos contra el maltrato. "Se han reforzado las medidas que siempre han estado vigentes a través de protocolos de actuación para todos los empleados de la empresa. Estos inciden en los procedimientos ya existentes para garantizar el trato correcto, respetuoso y afectuoso hacia los residentes", sostienen desde la dirección del grupo Los Nogales. Y apuntan que "las personas responsables de este suceso ya estaban fuera de la compañía en el momento en el que se conocieron los hechos".

Así, desde la empresa afirman que los hechos sucedidos en su centro responden a "una actuación aislada realizada por dos exempleados con total ocultación al control de la empresa". "Es imperdonable que aprovecharan el derecho a la intimidad de los residentes en sus habitaciones para actuar de forma inaceptable del punto de vista ético y jurídico", señalan. Y matizan: "La atención en Los Nogales siempre ha sido muy bien valorada y ámpliamente reconocida por los residentes y sus familiares. Tras un episodio aislado, la actuación personal, ilícita y clandestina de dos empleados no puede poner en duda a toda la plantilla de más de 1.500 personas que desarrollan su profesión de manera impecable".

También se les ha preguntado por si el caso puede tener alguna relación con la falta de personal y desde la compañía han negado esta premisa. Cabe destacar asimismo que Los Nogales sólo hace referencia en sus respuestas a dos empleados, cuando en el momento en el que la Fiscalía actuó fueron tres los trabajadores a los que se denunció.

La Comunidad promete "incrementar las medidas de vigilancia"

Por otra parte, desde la consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad de la Comunidad de Madrid (@ComunidadMadrid), que en abril estaba en manos del Partido Popular y hoy dirige Alberto Reyero, de Ciudadanos, afirman a este diario que se van a tomar medidas "para garantizar el bienestar de todas las personas mayores que se encuentran en residencias de la Comunidad".

De esta manera, la consejería promete "incrementar las medidas de vigilancia, analizando con detalle la situación de todos los centros que están bajo su responsabilidad". "El consejero solicitó el pasado octubre la información de todos los contratos de gestión indirecta que están vigentes en la actualidad, a fin de comprobar que se cumplen estrictamente las condiciones acordadas o modificando las mismas si fuese necesario", aseguran.

Además, este organismo ha anunciado "la intención de hacer públicas las sanciones y penalidades que se imponen a las empresas que no cumplen lo establecido en los pliegos de condiciones o no se ajustan a la legislación vigente".

Por último, la consejería sostiene que Reyero "es partidario de instalar cámaras en las residencias que permitan garantizar la seguridad", "sin interferir en su privacidad" y que se comprometen a "actualizar la normativa de residencias y adecuar las ratios al perfil actual del residente, más dependiente, avanzando hacia un modelo centrado en la persona, cambiando el modelo de atención a los mayores en su conjunto". Por ello, informan, el consejero "ha reunido en una Mesa de Residencias a patronales y sindicatos del sector para abordar una actualización de la normativa".

Sobre el autor:

Pablo Recio

Pablo Recio

Pablo Recio es periodista especializado en sociedad y salud, es graduado en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid y comenzó su carrera profesional en el diario El Mundo cubriendo información cultural y económica. 

En 65Ymás, ha contado el drama vivido en las residencias durante la pandemia y ha sacado diferentes exclusivas de impacto como 81 menús de residencias de mayores, a examen: "Baja calidad nutricional y abuso de procesados"que fue citado en una comisión de investigación en la Asamblea de Madrid. 

Además, es cofundador de la radio online Irradiando y cuenta con un máster en Gobernanza y Derechos Humanos por la Universidad Autónoma de Madrid y otro en Periodismo por el CEU San Pablo/Unidad Editorial. 

… saber más sobre el autor