Alimentación

¿Sabes cómo hacer el huevo frito perfecto? Arguiñano desvela el secreto para conseguirlo

Marta Vicente

Viernes 27 de agosto de 2021

6 minutos

Estos son sus trucos para preparar un huevo con puntilla y sin puntilla

¿Sabes cómo hacer el huevo frito perfecto? Arguiñano desvela el secreto para conseguirlo
Marta Vicente

Viernes 27 de agosto de 2021

6 minutos

La famosa frase de "no sabe hacer ni un huevo frito" significa que elaborar este plato es una tarea tan sencilla que no tener esta habilidad roza lo absurdo. Sin embargo, esta expresión no es del todo cierta: una cosa es saber freírlo y otra es que quede perfecto. De hecho, la inmensa mayoría, sin saberlo, cometemos errores cuando nos disponemos a freírlos. Uno de los cocineros más famosos y queridos de nuestro país, Karlos Arguiñano, ha desvelado las claves para hacer el huevo frito perfecto.

En su programa de Antena 3, Cocina Abierta, el cocinero suele contar anécdotas sobre su vida y compartir trucos sencillos para mejorar nuestras recetas. A continuación, te contamos su método para cocinar correctamente el huevo frito sin puntilla y con puntilla.

Tal y como explica el cocinero vasco, lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de preparar un huevo sin puntilla es que el aceite tiene que estar suave. No lo eches directamente a la sartén con el aceite muy caliente, ya que el hecho de que esté a baja temperatura es el secreto para que quede sin puntilla. 

Cómo preparar el huevo frito perfecto (bigstock)

 

Acto seguido, el chef rompe el huevo sobre la encimera de la cocina, lo deja caer en la sartén y, con la cáscara, limpia los restos de la misma que se habían caído. Mientras se hacía lentamente a baja temperatura, señala que "cuando ha cuajado un poquito, se puede mover y ya le podemos echar aceite por encima para que se vaya haciendo también por arriba". Y ya estaría listo para degustarlo.

 

Por otro lado, el presentador muestra cómo preparar un huevo con puntilla. Aguiñano indica que, en este caso, el aceite debe estar caliente. Después, al igual que en la anterior elaboración, lo rompe sobre la encimera, "siempre hay que cascar fuera del recipiente", matiza, y lo echa sobre la sartén. Enseguida, observamos que la puntilla comienza a aparecer mientras que el chef echa el aceite sobre huevo.

¿Cómo identificar un huevo en mal estado?

Es uno de los alimentos más básicos que, además, suele tener pocos detractores. Sin embargo, debemos tener mucho cuidado porque, si los consumimos en mal estado, corremos el riesgo de sufrir una intoxicación.

Estas son las seis técnicas que te advierten sobre el estado en que se encuentran los huevos antes de consumirlos. 

¿Cómo identificar un huevo en mal estado? Foto: bigstock

1. Si al mover de un lado a otro un huevo crudo escuchamos como la yema golpetea con la cáscara, no es apto para consumo. En cambio, si está bien no deberíamos notar nada al moverlo.

2. Coge un recipiente, llénalo de agua y, a continuación, introduce el huevo. 

  • Si se hunde rápidamente y se queda en el fondo de manera horizontal, significa que está fresco y en buen estado.
  • Si observas que se hunde lentamente y se queda en el fondo inclinado o de pie por completo, no está fresco, pero aún es apto para el consumo. El grado de inclinación indicará lo viejo que es el huevo.
  • En el caso de que se quede flotando levemente, significa que está en mal estado y no deberías consumirlo.
  • Si se queda flotando en la superficie por completo, quiere decir que está totalmente podrido. 

3. Un huevo en buen estado, cuando lo abrimos después de haberlo cocido, tiene la yema centrada y una cámara de aire pequeña, de lo contrario, si la yema está más cerca de la cáscara y la zona de aire es grande, nos indica que está podrido.

4. Si al cascarlo y echarlo sobre un plato vemos que la yema queda compacta y el huevo no se expande demasiado, entonces estaremos ante un huevo fresco. En caso contrario, si ves que la yema está totalmente difuminada por todo el plato, será mejor que lo tires a la basura.

5. Tal y como hemos visto en esta sección en otras ocasiones, entender el etiquetado que nos encontramos en la cáscara de los huevos es muy importante para saber qué estamos consumiendo. Entre esos datos se encuentra la fecha de caducidad. Es importante que sepas que los huevos caducan a la cuarta semana de haberlos puesto la gallina. A partir de ese momento, hay que tener precaución en su consumo, especialmente a partir de la sexta semana.

6. Por último, sacarlos del cartón es un error. Aunque todas nuestras neveras vengan con una sección específica para colocarlos o bien haya unas hueveras monísimas en el mercado, debes saber que la mejor forma de conservarlos es en su cartón original y siempre en un lugar fresco y seco. 

Sobre el autor:

Marta Vicente

Marta Vicente Carmona es Graduada en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos y Máster de Marketing Digital y en Edición y Postproducción Digital. Es redactora especializada en temas de sociedad y salud y tiene experiencia como Community Manager.

… saber más sobre el autor